Ponsarnau abre la puerta a Sergi García

Sergi García se lesionó en Trento en la última jornada de la primera fase de la Eurocup. / miguel ángel polo
Sergi García se lesionó en Trento en la última jornada de la primera fase de la Eurocup. / miguel ángel polo

El regreso productivo de Diot, que en Limoges tuvo una gran actuación, le cierra las opciones de entrar en la rotación al base tras su recuperación El técnico reconoce la posibilidad de cesión del balear

JUAN CARLOS VILLENA VALENCIA.

El Valencia Basket ha pasado, caprichos del deporte profesional, de tener la alarma encendida en la enfermería, con una plaga de lesiones que siguió cebándose con el equipo en los primeros meses de competición, a diseñar un plan para adecuar la rotación a la situación real de la plantilla a mediados de enero. Sergi García ya se ha recuperado de la lesión en la muñeca que se produjo en Trento el pasado 11 de diciembre con lo que, tocando madera, cuando San Emeterio sane de su rotura de fibras el conjunto taronja tendrá a sus 14 jugadores en plantilla disponibles. Sólo caben 12 en las convocatorias y la estructura técnica del club no cierra una salida a una posible cesión de Sergi García.

No es la primera vez que Jaume Ponsarnau ha abierto la puerta a la opción de buscar una salida temporal al balear pero ayer, en la previa del decisivo partido de mañana frente al Gran Canaria con un billete para la Copa en juego, el técnico fue claro cuando se le preguntó al respecto: «Es una de las cosas que tenemos en la cabeza todos (la posibilidad de cesión) pero lo que necesitamos tener en la misma es Gran Canaria. Ha entrado en dinámica casi normal con el equipo pero estamos en un momento de tener un equipo un poco cerrado para tener los roles más definidos. Sergi García está disponible pero tiene un rol más secundario, lo que más nos importa ahora mismo es ser lo más competitivos posible». Es decir, el técnico no está por la labor de variar el bloque de doce jugadores al menos hasta el regreso de San Emeterio. Con 10 victorias en los últimos 11 partidos el pensamiento del de Tàrrega está basado en mover lo menos posible la rotación para asentar roles.

«No os engañaré, es uno de los dolores de cabeza que tenemos porque es un reto», afirmó ayer Ponsarnau cuando fue preguntado por la situación de Sastre. Todos son vasos comunicantes, puesto que el de Mallorca es otro de los jugadores a los que tiene que ir buscando minutos para que entre en dinámica tras su larga lesión en la espalda. «Queremos conseguirlo desde la gestión del grupo, del equipo y en los partidos tomaremos ciertos riesgos hasta el punto que creamos. Vamos a intentar encontrar el equilibrio para meter jugadores sin que el equipo pierda nivel», afirmó.

La otra realidad que le cierra las puertas a día de hoy a Sergi García en la rotación, Ponsarnau también enfatizó que está muy contento con la evolución del rendimiento de Van Rossom y Vives en el puesto de base, es el paso al frente de Antoine Diot tras su lesión. El francés tuvo en Limoges una actuación muy completa en los 10 minutos que estuvo en pista, en la dirección, defensa y con 9 puntos y 11 de valoración, y la hoja de ruta con él es que llegue a febrero en el mejor nivel posible: «Por fin tenemos una muy buena referencia en Limoges que ha corroborado los entrenamientos. Puede tener una aportación y ayuda de minutos de calidad y vamos a seguir trabajando a ver si llegamos a la Copa y ojalá pueda ayudar más minutos».

Lo cierto es que la opción de cesión de Sergi García, que no tiene el límite temporal del 31 de enero al tener ficha de jugador vinculado, no ha registrado novedades en los últimos días, pese a que el interés de hacerse con sus servicios de equipos como el Breogán sigue en firme. El Valencia Basket está centrado en el partido de mañana frente al Gran Canaria, donde sellará su billete para la Copa de Madrid si gana y pierden el Manresa y el Zaragoza.