El playoff se prepara en invierno

Will Thomas, en el encuentro ante el Herbalife Gran Canaria. / miguel ángel polo
Will Thomas, en el encuentro ante el Herbalife Gran Canaria. / miguel ángel polo

Los taronja certificarán en Lugo el billete para el torneo de Madrid salvo hecatombe y también tienen opciones remotas de ser cabeza de serie El Valencia Basket mira a largo plazo y no sólo a la clasificación para la Copa del Rey

JUAN CARLOS VILLENA

lugo. Si el Valencia Basket consigue la victoria hoy en el Pazo dos Deportes de Lugo, donde no juega desde hace 4.725 días y su última victoria data de 2001 tras cinco derrotas seguidas frente a los celestes, ese triunfo tendrá más valor en la lucha a largo plazo por ser cabeza de serie en el playoff, el verdadero objetivo de los taronja en la Liga Regular de la ACB, que para sellar el billete para la Copa del Rey. Es cierto que hoy todas las miradas estarán centradas en conocer a los cuatro equipos que completarán el sorteo de mañana en Madrid, pero en la mochila del invierno conseguir triunfos en pistas complicadas vale su peso en oro.

Centrando el objetivo en el corto plazo, el Valencia Basket asegurará su plaza en el torneo copero si gana y si pierde sólo le sacará del bombo la siguiente combinación: que gane el Manresa al Real Madrid y remonte los 17 puntos de average que les separan con los taronja y que gane el Joventut en Burgos y haga lo mismo con los 47 puntos que tienen de ventaja los de Ponsarnau. Es matemática, sí, pero remota. En el otro lado de la balanza, los de la Fonteta aún tienen opciones de ser cabeza de serie en el sorteo de mañana. Para ello tendrán que ganar en Lugo, que el Iberostar pierda en Tenerife frente al Fuenlabrada y que el Unicaja lo haga en la pista del Obradoiro y, además, los valencianos remonten los 26 puntos de average que les separan de los malagueños.

El recién ascendido Breogán está siendo una de las sensaciones del primer tramo de temporada, con un balance de 6-10 que está forjado en la fortaleza del Pazo. Ante su afición, el conjunto de Natxo Lezcano tan sólo ha perdido dos partidos de los siete disputados y descontando la primera jornada, la aplazada por problemas en el marcador, su balance en Lugo es de 5-1, con victorias ante Real Madrid (84-71) o Andorra (85-79). Su propuesta de juego diferente, con una fuerza coral basada en los automatismos del ascenso desde la LEB, incomoda a los rivales, con muchas variables defensivas y un gran dominio del rebote, donde los gallegos son el segundo mejor equipo de la Liga Endesa con una media de 37,13 capturas por partido. Redivo es duda para la cita por una sobrecarga.

El Valencia Basket viajó con la baja de San Emeterio y se añadió a última hora la del capitán Rafa Martínez, que atraviesa un proceso febril. Es por ello que Sergi García pasó de descarte técnico a estar con el equipo en Lugo. El Valencia Basket afronta el choque dispuesto a seguir con su buena dinámica en la ACB, donde su balance en los últimos partidos es de 6-1.