Baloncesto | Valencia Basket

Una plantilla todoterreno

Jaume Ponsarnau mientras analizaba su equipo de cara a la nueva temporada. / valencia basket
Jaume Ponsarnau mientras analizaba su equipo de cara a la nueva temporada. / valencia basket

Ponsarnau y Mulero se muestran satisfechos con el equipo confeccionado | El entrenador cree que sus jugadores le pueden dar «muchos recursos diferentes» y «buenas calidades para competir» en la nueva temporada

ÓSCAR CLAVERVALENCIA.

Con la renovación de Will Thomas y el fichaje del francés Louis Labeyrie, el Valencia Basket de Jaume Ponsarnau ha cerrado su plantilla de cara al nuevo curso. Una apuesta por la continuidad que cuenta con tres nuevas incorporaciones y hasta once jugadores que ya formaban parte de la disciplina taronja la pasada temporada. Precisamente, el técnico catalán valoró ayer el grupo que tendrá a su disposición para la presente campaña.

En líneas generales, Ponsarnau definió su plantilla como «larga, polivalente, con muchos recursos diferentes y con un buen nivel de continuidad». Por todo ello, el entrenador se mostró satisfecho con el equipo, del que destacó sus «muy buenas calidades para competir». El artífice de este grupo, Chechu Mulero, expuso también su satisfacción, aunque desea que las lesiones les respeten más tras un año difícil en este aspecto. «Esperamos que jugadores que la pasada campaña no pudieron jugar, como Diot, o no pudieron hacerlo con continuidad y en buenas condiciones, como Vives, esta temporada sí que lo hagan», comentó en declaraciones a EFE.

Confeccionada la plantilla, el técnico enumeró los cuatro objetivos a los que tendrán que hacer frente este nuevo año. «En primer lugar, queremos jugar la mayor cantidad de partidos posibles durante la temporada, y todos a buen nivel». El segundo propósito es contar con un número alto de recursos para «trabajar sobre virtudes propias o contra virtudes del rival». En tercer lugar, el catalán hizo especial hincapié en la defensa. Mantener una elevada intensidad a la hora de defender es su principal meta, y para ello confía en la movilidad de sus jugadores, especialmente los pívots. Como último objetivo señaló la «continuidad», que les permitirá aprovechar «muchas cosas del trabajo que se han hecho en estos dos últimos años».

La nueva plantilla cuenta con tres caras nuevas y ocho jugadores que ya estuvieron el año pasado

Para ello, en la Fonteta han diseñado un equipo versátil que permitirá, según Mulero, «hacer quintetos de grandes o de pequeños». Respecto a los bases, el técnico señaló la apuesta del club para dar continuidad a ese puesto, pese a las lesiones que han acumulado a lo largo del último año. De los aleros destacó su enorme calidad, más todavía con la incorporación de Matt Thomas, que ofrece la posibilidad de «sumar un nuevo juego de especialista tirador». La polivalencia de los interiores será otra de las bazas de Valencia Basket, ya que todos ellos pueden jugar tanto de cuatro como de cinco. Además, Doornekamp también ofrece la opción de situarse como tres. De todos ellos, Ponsarnau destacó su habilidad para tirar de fuera. «Eso tiene que hacer que seamos un equipo más difícil de defender y que pueda jugar con más espacios para las penetraciones o para jugar poste bajo», comentó.

El técnico también tuvo palabras para las nuevas incorporaciones. De Mike Tobey elogió las ventajas que suponen para sus compañeros jugar con él, mientras que de Thomas señaló su gran capacidad anotadora. «Con él tendremos un juego especial que nos permitirá tener una opción más», explicó. Por último, Labeyrie tendrá la responsabilidad de «aportar un extra de energía, sobre todo corriendo y reboteando», concluyó Ponsarnau.

Fotos

Vídeos