Plantilla larga de 14 para Euroliga

Plantilla larga de 14 para Euroliga

El club diseña un roster más amplio por el nuevo formato de la Copa de Europa La búsqueda de un base deja casi sin opciones a Diot mientras que el juego interior estará condicionado por la decisión de Will Thomas

JUAN CARLOS VILLENAVALENCIA.

El Valencia Basket no puede permitirse el lujo de dejar a que termine la temporada para comenzar la planificación de la campaña que se antoja más complicada de su historia. El motivo es sencillo, los 68 partidos que como mínimo disputarán los taronja al formar parte del formato ampliado de una Euroliga que tendrá 34 jornadas, las mismas que la Liga Endesa. Es por ello que el viaje a Madrid que comenzará hoy será tan importante en lo deportivo como en los despachos, con Chechu Mulero cargado de informes y de conversaciones a corto plazo.

El diseño actual de la plantilla es la base de operaciones del Valencia Basket, donde son catorce los jugadores que han participado en el primer equipo en la actual campaña. Tras culminar su cesión en Manresa, Sergi García dejará de contar con ficha de vinculado el próximo curso con lo que en caso de seguir será jugador de la primera plantilla a todos los efectos. La entidad de Juan Roig quiere una plantilla larga de catorce jugadores para la Euroliga. El plan deportivo más ambicioso de su historia puesto que nunca ha tenido una plantilla tan larga de no ser por la necesidad de fichar por los lesionados de larga duración. En esta ocasión la enfermería no será el motivo, sino la exigencia de una temporada cargada de partidos.

Con catorce jugadores en la plantilla actual, el número de fichajes estará determinado por las salidas. Nueve de ellos tienen en la actualidad contrato (Van Rossom, San Emeterio, Abalde, Labeyrie, Matt Thomas, Tobey y Dubljevic hasta 2020 y Sastre y Sergi García hasta 2021), aunque el director deportivo mandó un aviso en su entrevista a LAS PROVINCIAS el pasado 20 de mayo: «Hay alguna opción de que algún jugador pueda salir, puede venir determinado por nuestra intención, por la suya o por el mercado. Tengo la sensación de que hay jugadores con contrato que el mercado puede venir a por ellos».

La situación de los cinco jugadores sin contrato es distinta. La salida de Rafa Martínez parece segura si no hay un giro inesperado, con Darío Brizuela en la rampa de entrada como recambio natural del capitán. El futuro de Diot, que ha dejado muchas dudas de rendimiento tras recuperarse de su lesión, tiene un punto de partida alejado del club desde el momento en el que el Valencia Basket ya rastrea el mercado de bases de primer nivel. Ahí se sitúa el interés en De Colo, el ofrecimiento de Laprovittola o Janis Strelnieks, jugador del Olympiakos, tal y como informó ayer Eurohoops y confirmó esta redacción. Una de las grandes decisiones del verano será sobre Vives, que ha firmado un gran final de temporada y que tiene opciones serias de tener una propuesta de renovación. La gran incógnita es Will Thomas. La entidad de Juan Roig hará «todo lo posible» por convencerle pero su cambio de agente en la pasada Copa puso en guardia a la entidad. El de Baltimore será pieza codiciada.

Otra ficha clave en el diseño de plantilla, por su capacidad para jugar dos posiciones, es Doornekamp. Con Vidorreta esperando en Tenerife la decisión taronja, Mulero descubrió la primera carta con respecto al canadiense: «A todos nos encantaría que siguiera Doornekamp. Es un jugador ejemplar en todo, un tipo magnífico y un jugador de equipo maravilloso». Antes de que se decidan las salidas deberá tomarse la decisión con Ponsarnau. Con el objetivo de la Euroliga cumplido y las semifinales de la ACB en el bolsillo, el plan con el de Tàrrega sigue siendo el de ofrecerle la renovación.