Patrimonio perfila el convenio del Valencia Arena

Una jugadora del Valencia Basket lanza a canasta en L'Alqueria. / jesús signes
Una jugadora del Valencia Basket lanza a canasta en L'Alqueria. / jesús signes

El presidente de la Generalitat y la concejala de Deportes confirman en el Maratón que la tramitación del recinto va por buen camino Juan Roig aprieta a las instituciones para firmar la licitación

JUAN CARLOS VILLENA VALENCIA.

La construcción del Valencia Arena culminará la ciudad del baloncesto que Juan Roig diseñó en su mente desde que comenzó a germinarse el proyecto de L'Alqueria del Basket, que albergará el viernes y el sábado por segundo año consecutivo la fase previa de la Minicopa Endesa. El 26 de julio, el pleno del Ayuntamiento de Valencia aprobó por unanimidad el acuerdo para la construcción del recinto, con una cesión del solar municipal a 50 años, tras la presentación del proyecto por parte de Licampa 1617, la entidad patrimonial creada para gestionar la instalación. Desde entonces, la empresa está esperando que el gobierno municipal concluya todos los trámites para poder firmar el convenio que de paso al comienzo de las obras.

Como ya ocurrió en la celebración del Medio Maratón Trinidad Alfonso EDP, celebrado el pasado 28 de octubre y cuya meta se colocó colindante al cruce entre las calles Ángel Villena, Ramón Duart y Antonio Ferrandis, el solar donde se construirá el recinto, Juan Roig no dejó pasar la oportunidad de volver a apretar el domingo a todos los entes administrativos en la zona noble del maratón. El empresario quiere que esa licitación se acelere para poder cumplir los plazos establecidos. Para asegurar que el Valencia Arena esté operativo en 2022, la licitación completa no debería irse más allá del tercer trimestre de 2019, para que las obras puedan comenzar ese mismo verano. La pelota en estos momentos, tal y como pudo confirmar este periódico, está en la concejalía de Patrimonio que regenta María Oliver, edil de València en Comú.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, confió en declaraciones a LAS PROVINCIAS en que esa licitación concluirá en tiempo y forma para poder ejecutar el proyecto presentado por Licampa: «Estoy seguro que el Arena de Valencia será pronto una realidad, creo que es una gran aportación para la ciudad y para la Comunitat. Nos podrá situar en el mapa para albergar grandes eventos deportivos y culturales». El proyecto siempre ha contando con el aval del gobierno autonómico.

Ximo Puig: «Es una gran aportación para la ciudad y la Comunitat, nos podrá situar en el mapa» La burocracia no debería irse más allá del tercer trimestre de 2019 si se quieren cumplir los plazos

La delegación de Gestión del Patrimonio del Ayuntamiento, como ya ocurrió en la permuta de una parcela en la fábrica de la Ceramo, decidió esperarse a que cambie el planeamiento urbanístico antes de realizarla. Un trámite para acabar de perfilar el convenio. La concejala de Deportes, la socialista Maite Girau, confió en una rápida resolución: «Esperemos que sí aunque sabemos que la administración trabaja lenta. Patrimonio está intentando resolver esos expedientes para poner cuanto antes a disposición el suelo y sabemos que la obra se realizará en el tiempo mínimo».

La edil después de insistir en que no puede «decir exactamente» los plazos necesarios para culminar la licitación «porque es algo que está gestionando Patrimonio y no Deportes, pero seguro que los resolvemos con la mayor rapidez posible para intentar llegar a los marcado», confesó que notan esa insistencia por parte del promotor para que la obra comience cuanto antes: «Juan Roig cada vez que me ve me dice que insista y que medie en el tema. Es una instalación importante para la ciudad porque además nos va a servir para recuperar la Fonteta que puede dar servicio a muchos clubes». Girau señaló que nota un máximo interés con el proyecto: «La gente pregunta porque cuando hay instalaciones emblemáticas lo que quieren es tenerla y poder disfrutarla. Nosotros también queremos».

 

Fotos

Vídeos