A dos pasos de la Euroliga

La plantilla del Valencia Basket posa en la Fonteta./ damián torres
La plantilla del Valencia Basket posa en la Fonteta. / damián torres

El Valencia Basket inicia en la Fonteta su octava final europea

JUAN CARLOS VILLENA

valencia. Cuando un equipo disputa su octava final continental en busca del cuarto título europeo hace tiempo que se ha convertido en un equipo grande. Esa ya no es la guerra del Valencia Basket. Los objetivos del conjunto taronja pasan ahora por instalarse en la élite del baloncesto europeo, en la Euroliga. El sistema de licencias, y anteriormente el de los trienios, siempre ha sido como un palo en las ruedas de la entidad de Juan Roig. La famosa Cultura del Esfuerzo tiene su símbolo en los méritos deportivos que han sido los que siempre han llevado a los taronja a disputar la Copa de Europa. En esas estamos de nuevo. Cuando esta noche arranquen las Eurocup Finals de 2019 los valencianos estarán a dos victorias de conseguir el pleno, el cuarto entorchado continental y el regreso por la puerta grande a la Euroliga. El objetivo no se conseguirá esta noche pero en una serie a tres partidos el primero de ellos es el que marca el desarrollo de la misma, aunque el precedente de 2017 está muy cercano como para dar por cerrado nada aunque los taronja logren defender el fortín de la Fonteta. El rotundo 10-0 de esta temporada delante de su público es uno de los avales del conjunto de Ponsarnau para meter presión al Alba. Defender la casa será fundamental para viajar el jueves a Berlín con la primera opción de finiquitar la serie. Aunque esa será otra historia.

El conjunto alemán es, de largo, el equipo que ha plasmado sobre el parquet un juego más alegre en la actual edición. Algo que tiene sus pros, no les importa el factor pista para asaltar canchas como la de Málaga o la de Andorra en las series, pero que también se les puede volver en contra en casa, donde perdieron el primer partido de la serie contra el Unicaja. Como buen equipo entrenado por Aíto García Reneses la producción del conjunto está muy por encima de las individualidades, donde en el negro sobre blanco destacan apellidos brillantes por su rendimiento como Sikma, Siva, Hermansson o Giedraitis. Puede que la lectura de la plantilla resulte poco atractiva para el espectador pero el Alba se ha presentado en la final con el mejor ataque de la competición (88,5 puntos de media subiendo a más de 90 cuando ganan y acabando seis partidos con más de 100 puntos, un récord en el torneo) y con la mejor valoración (101,95).

Una de las claves de la serie será el manejo del balón. El conjunto alemán es el equipo que más balones roba de la Eurocup, castigando cada una de esas acciones con rápidas transiciones, y el Valencia Basket el que menos pelotas pierde. Mantener esa concentración será clave en el bando taronja. La baja de Vives será sensible en esa empresa puesto que el base de Badalona llegaba a la final como el más en forma de la plantilla. Así lo atestiguó en Andorra en el último cuarto, donde fue clave en la remontada sin ser consciente de que estaba lesionado. Con su baja para toda la serie final será Van Rossom el timonel ofensivo de los valencianos mientras que en defensa Ponsarnau puede utilizar la baza de Sastre para defender la producción de Siva, ya que Vives no podrá secar a una de las estrellas rivales como sí que hiciera frente al Unics Kazan en las semifinales.

La proyección de Aíto García Reneses en la pista en Luke Sikma. Cuando el Alba se enteró de que el americano no iba a seguir en el Valencia Basket tras ganar la ACB se tiró de cabeza a por su fichaje. No se equivocaron con la apuesta. Dos años después, el interior comparece en la final como MVP de la Eurocup con unos números de escándalo; 11,9 puntos, un 42% en triples, 6,7 rebotes, 4,3 asistencias, 1,6 robos y 17,3 de valoración. Es decir, producción de alto nivel en los dos lados de la pista. Con Nnoko como duda puesto que sufrió una conmoción cerebral en el último partido de la Bundesliga, ahogar la aportación de Sikma será otra de las claves de los taronja para poner el 1-0. Como ha trasladado el club en los últimos días, el 'Foc is Coming'. Ha llegado.

Más