Partido con aroma a playoff para cerrar la Liga Regular

Tobey trata de taponar la entrada a canasta de Huertas en el Buesa Arena. / acbphoto/ a. díaz
Tobey trata de taponar la entrada a canasta de Huertas en el Buesa Arena. / acbphoto/ a. díaz

El equipo de Perasovic aún tiene opciones de acabar segundo y los taronja tendrán la baja de Matt Thomas y la duda en la pintura de Tobey

JUAN CARLOS VILLENA

valencia. El Valencia Basket despide en la Fonteta la Liga Regular de la ACB recibiendo al Baskonia (12.30 horas por Movistar Deportes 3) con la mente puesta en el inminente arranque del playoff, que para los taronja llegará el viernes 31 de mayo frente al Unicaja. Con la baja de Matt Thomas, en los próximos días el club tendrá que decidir si inscribe al americano en las eliminatorias por el título pese a que sigue de baja por su operación de una rotura muscular en el cuádriceps derecho, y la duda de Mike Tobey, que ya se ha incorporado parcialmente a los entrenamientos tras la subluxación en el hombro que le hizo perderse el encuentro ante el Real Madrid, los valencianos tratarán de conseguir su octava victoria consecutiva ante el Baskonia en la Fonteta en la Liga Endesa.

El técnico Jaume Ponsarnau reconoció en la previa que, sin ningún objetivo deportivo, su equipo tratará de mantener el buen tono de cara al arranque de las eliminatorias por el título: «Es un equipo que te exige mucho desgaste físico. Son jugadores muy potentes y muy enérgicos pero también tienen mucho talento. Desde la carrera y el ritmo encuentran muchas ventajas. Es un buen test para acabar de prepararnos para el playoff y vamos a aprovecharlo para esto. Para nosotros el resultado es circunstancial, pero el esfuerzo y el trabajo que hagamos para nosotros es importante».

El Baskonia de Perasovic sí que tiene objetivos deportivos abiertos puesto que aún mantiene opciones de acabar segundo, lo que le daría la ventaja de campo en una hipotética semifinal. Lo conseguirá si gana y también lo hace el Real Madrid en la pista de un Delteco GBC que se juega el descenso y podría ser segundo incluso perdiendo si el Barça Lassa tampoco gana su partido en Santiago, ante un Obradoiro que es otro de los equipos que luchará hoy por no bajar a la LEB Oro.

Uno de los datos que avalan el crecimiento del Valencia Basket como club en la última década es el balance en la Fonteta ante el conjunto vasco. El histórico TAU siempre ha tenido balance positivo en el pabellón de Hermanos Maristas pero sus siete derrotas seguidas hacen que, antes del encuentro, el ratio sea de 17-18. Es decir, una victoria taronja lo equilibraría con lo que tan solo el Real Madrid (17-21) y el Barça Lassa (16-21) serían los únicos dos equipos en tener un balance positivo en casa de la entidad de Juan Roig.

La dinámica de los dos equipos indica a pensar en un partido con cadencia defensiva puesto que se enfrentan el equipo que menos puntos encaja de la ACB, el Baskonia con 74,45 por partido, con el tercero, el Valencia Basket con 78,5. El conjunto de Perasovic, que estaba en el banquillo local en la última victoria de los vascos en la Fonteta, contará con las bajas de Janning, con una rotura parcial en un tendón de su pie derecho, y de Granger.

Más