Máxima preocupación por los vértigos de Labeyrie

Labeyrie, durante un entrenamiento en la Fonteta. / irene marsilla
Labeyrie, durante un entrenamiento en la Fonteta. / irene marsilla

El francés se pierde el partido de Manresa porque no supera su cuadro de mareos y el Valencia Basket no forzará su regreso

JUAN CARLOS VILLENA

El Valencia Basket ha activado un protocolo de máxima precaución con Louis Labeyrie. El club comunicó el martes que el francés no viajaba a Málaga para enfrentarse al Unicaja en la Eurocup al sufrir «una indisposición» en el entrenamiento matinal. El cuadro médico del pívot, tal y como informó este periódico, es un episodio de vértigos que, con la Copa del Rey a la vuelta de la esquina, invitan a la precaución. El técnico Jaume Ponsarnau confirmó ayer el diagnóstico y dejó claro que no se va correr ningún riesgo con la reincorporación del jugador, con lo que será baja indefinida hasta que las pruebas médicas no certifiquen que ha superado los síntomas: «Este episodio es mejor curarlo lo mejor posible. La forma en que afecta te deja tocado unas horas, unos días o años. Es un tema que él y otros jugadores han vivido, donde de repente aparece un episodio complicado. Labeyrie ha vivido con esto muchos años y no le ha repercutido nada. La solución pasa por un poco de tiempo».

A corto plazo, Labeyrie se pierde el partido de mañana en Manresa para el que el conjunto taronja ha dado de alta a Sastre, de baja a Diot y donde tratará de continuar con su racha de victorias, 16 de 17 desde la derrota en Tenerife, frente a una de las grandes sensaciones de la temporada que pese a quedarse fuera de la Copa está en puestos de playoff. Quien sí que estará en el Congost es Sergi García. La lesión de Diot volvió a frenar la opción de una cesión del balear y el club ha decidido terminar de forma definitiva el debate y anunciar que el base, que juega en el Valencia Basket con ficha de vinculado, terminará la temporada en la Fonteta: «La decisión que hemos tomado es que vamos a seguir contando con Sergi, a partir de ahí tendremos que volver a enfocar para que nos pueda ayudar en un momento de lesiones, bajas o en semanas donde se concentración varios partidos. Nuestra ambición como equipo es máxima, queremos jugar el máximo número de partidos posible y queremos ganar el último de cada competición que disputamos. Para ello, contar con Sergi García al cien por cien de compromiso como tiene nos puede ayudar a ser más competitivos».

Con la presencia del balear será Doornekamp, pese a que está siendo clave en labores defensivas al tres, el que cubra los minutos que deja vacantes Labeyrie. El lunes se realizará una nueva evaluación al galo para determinar su trabajo de la semana. El pasado curso, Sastre también sufrió episodios de vértigos. En aquella ocasión no fue una patología que se hizo pública o que le impidiera disputar los partidos. Lo desveló el jugador en una entrevista a LAS PROVINCIAS el 25 de junio de 2018: «Aunque no ha salido en ningún sitio he jugado varios partidos con episodios de vértigos y mareos. Jugar así es muy difícil pero no quiero que suene a excusa. Es lo que ocurrió y de todo se aprende».