Sin margen para la relajación

Matt Thomas y Mike Tobey, durante un entrenamiento en la Fonteta. / irene marsilla
Matt Thomas y Mike Tobey, durante un entrenamiento en la Fonteta. / irene marsilla

El Valencia Basket busca afianzar el liderato de la Eurocup frente al Estrella Roja

JUAN CARLOS VILLENA

valencia. El Valencia Basket comenzó con un 2-0 el Top 16 de la Eurocup en la temporada 2015-2016, tras ganar un partido en la Fonteta y otro fuera de casa. El mismo escenario con el que afronta esta noche la tercera jornada frente al Estrella Roja. En aquella ocasión, el doble cruce frente al Limoges terminó en tragedia (con dos derrotas) y los taronja descarrilaron en Salónica. Es un precedente tan cercano y tan rotundo que bien hará el conjunto valenciano en no caer en la confianza ante los dos partidos seguidos que disputarán frente a los serbios, hoy en la Fonteta y el próximo miércoles en la sala Pionir de Belgrado. Una derrota dejaría sin efecto la importancia de la victoria en Limoges y estrecharía el margen antes de viajar a una de las pistas más calientes de Europa. Al infierno.

En los grupos de seis partidos, cada resultado es importante. Una victoria hoy del Valencia Basket sería un paso de gigante hacia los cuartos de final y hay que tener en cuenta que las victorias de esta segunda fase, y el average, determinarán la ventaja de campo en las eliminatorias. En un formato de playoff al mejor de tres partidos tiene su peso en oro. Así de importante es el partido con el que se cerrará la primera vuelta, un duelo que la pasada temporada fue de Euroliga.

El Estrella Roja venció en la primera jornada al Limoges en Belgrado, perdió la pasada semana en Málaga y llega como líder destacado de la Liga Adriática con un rotundo 15-0, tras vencer 77-79 al Igokea. El técnico Milan Tomic tendrá la duda de Covic por un problema en la rodilla mientras que Zirbes y Baron, dos titulares, llegan con molestias. El conjunto serbio recuperó el fin de semana a Faye, segundo máximo reboteador de la competición, y tendrá las bajas de Lazic y del extaronja Keselj.

El Valencia Basket mantendrá la ausencia de San Emeterio y en la actual plantilla de trece Sergi García, si no hay ninguna novedad negativa en el último entrenamiento, volverá a ser el descarte técnico. Algo que, cuando regrese el cántabro, volverá a abrir la opción de una cesión. Así lo confirmó ayer Jaume Ponsarnau: «Tendremos que sopesar no sólo lo mejor para hoy sino a medio y largo plazo y en un proyecto como Sergi, que queremos que nos haga crecer como club, hay que ver qué es mejor. Está en la dinámica del equipo pero cuando viajamos o tenemos un partido por delante lo más normal es que trabaje aparte porque requiere un trabajo físico diferente, con más carga. Pero lo seguimos teniendo en la cabeza, no renunciamos a él». El catalán insistió en que la situación actual ya estaba prevista en verano, en cuanto se recuperara Diot: «Es un tema que estaba en el aire desde la pretemporada, sabíamos que podía pasar y las cosas están habladas desde ese momento». Con respecto a la actitud del balear con su rol, el de jugador 13, Ponsarnau destacó su trabajo: «Es joven e inquieto y con ganas de jugar y entrenar y no tiene que perderlo. Ha asumido lo que tocaba, sabía lo que había y lo está llevando a un buen nivel profesional. Es un ejercicio y un reto que tiene, más allá del ímpetu y las ganas que pueda tener».

 

Fotos

Vídeos