Baloncesto | Valencia Basket

La Europa taronja

La Europa taronja

El Valencia Basket igualará mañana al Maccabi como único equipo en disputar ocho finales continentales en las últimas dos décadas y buscará su cuarto título

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

Miki Vukovic, contigo empezó todo. Cuando el Pamesa Valencia disputó su primer partido europeo, un lejano 22 de septiembre de 1998 ganando en la Fonteta 98-73 al Broceni Riga, muy poca gente podía pensar que más de dos décadas después, exactamente 7.504 días, el ahora Valencia Basket fuera a disputar su octava final continental. Eso es lo que ocurrirá cuando mañana vuele por primera vez el balón en el recinto de Hermanos Maristas y comience las Eurocup Finals entre el conjunto taronja y el Alba Berlín. El músculo europeo que ha sacado la entidad valenciana en los últimos veinte años es tremendo. Así lo avalan los números. Desde aquella temporada 1998-1999 los torneos europeos se han fragmentado entre la Copa Saporta, la Copa Korac, la Euroliga, la Suproliga, la FIBA Challenge, la Eurocopa de la FIBA y la recién creada Champions de la FIBA. Un sudoku que ha permitido a 63 equipos diferentes disputar, al menos, una final continental. Con el Maccabi eliminado de los playoffs de la Euroliga, esta temporada acabará con el equipo de Tel Aviv y el valenciano como los únicos en haber disputado ocho finales continentales desde 1999. Los taronja en 19 participaciones, lo que supone que han disputado el 42% de las finales de los torneos europeos que ha jugado.

La Virtus de Rigaudeau, la Penya de Ricky Rubio o el Unicaja se quedaron en dos entorchados

Desde esa horquilla temporal, la entidad de Roig ha ganado tres títulos europeos, los mismos que el Real Madrid, el FC Barcelona y el CSKA. Los dos equipos españoles también han abierto las vitrinas a su palmarés a los torneos fuera de la Copa de Europa, puesto que los catalanes ganaron una Korac al Estudiantes en 1999 y los madrileños una ULEB Cup al Lietuvos en 2007. De ganar la serie ante el Alba y conseguir el cuarto título europeo, igualarán el registro del Maccabi, que ganó las Euroligas de 2001, 2004, 2005 y 2014. La mejor marca del continente la tiene el Panathinaikos que fue capaz de ganar cinco títulos en las seis finales que ha disputado en las últimas dos décadas, con viejos conocidos de la Fonteta levantando esos títulos (Rogers, Middleton, Sato, Tomasevic, Dikoudis, Javtokas y Rebraca).

Desde 1999 un total de 63 equipos han disputado una final y 39 han salido compeones Baskonia, Bilbao, Gran Canaria, Estudiantes y Sevilla no pudieron saborear la gloria

España es la gran dominadora de la actual Eurocup desde que en 2002 sustituyera a las extintas Saporta y Korac como la segunda competición más importante a nivel continental. Desde entonces, la ACB ha coronado a seis campeones y ha tenido a siete finalistas. Es decir 13 equipos españoles entre los 32 finalistas totales. El ratio subirá mañana a 14 de 34 con la presencia del Valencia Basket. Los otros campeones nacionales en las últimas dos décadas fueron el Joventut, que levantó la Eurocopa de la FIBA en 2006 y la Eurocup en 2008, con Aíto en el banquillo, al Girona de Pedro Martínez y San Emeterio en Turín. El cántabro, junto a Pesic, Marc Gasol o Marinovic, venía de ganar un año antes (2007) la Eurocopa venciendo en la final al Mariupol... de un jovencísimo Lishchuk. El Unicaja ha conquistado dos títulos europeos en el mismo segmento de tiempo, la Korac del 2001 ganando en la final al Hemofarm Vrsac, tras perder un año antes frente al Limoges, y la Eurocup de 2017 que conquistó frente al Valencia Basket. El último campeón nacional fue el Iberostar de Vidorreta, que se llevó en 2017 la primera edición de la Champions. Los otros cuatro equipos españoles en disputar una final europea (Baskonia en dos ocasiones y Cajasol Sevilla, Bilbao Basket y Gran Canaria en una) no pudieron ganar el título.

El último equipo en sumarse al club de los campeones desde 1999, que tiene en nómina a 39 inscritos saboreando la gloria, fue el Darusssafaka al ganar la edición de la Eurocup de 2018 al Lokomotiv. El AEK, que se llevó la Champions al ganar al Mónaco ya había puesto su nombre en la tablilla en el año 2000, al llevarse la Copa Saporta a la Virtus Bologna de Abbio. Los italianos, ya con Rigaudeau en sus filas, se desquitaron en la final de la Euroliga de 2001 frente al Baskonia.