La Euroliga abre la puerta de la cesión a Sergi García

Sergi García ataca ante el UCAM en la Fonteta. / acbphoto/ m. a. polo
Sergi García ataca ante el UCAM en la Fonteta. / acbphoto/ m. a. polo

El equipo de Ponsarnau recibe al Unicaja en un duelo directo por la cuarta plaza donde se izará en la Fonteta la bandera de la Eurocup El balear jugará en Manresa hasta final de temporada y no hay cláusula del miedo si se cruza con los taronja en playoff

JUAN CARLOS VILLENA

valencia. Sergi García jugará cedido en el BAXI Manresa hasta final de temporada. La salida del balear es la novedad más importante en las horas previas de un partido entre el Valencia Basket y el Unicaja, aplazado por la final de la Eurocup, que ya estaba marcado hace varias semanas como clave para la cuarta plaza. La consecución del objetivo de la temporada, el billete para la Euroliga de la próxima temporada, ha desbloqueado una situación que se había parado 'sine die' desde enero por las dudas físicas de los bases, tras la recaída de Diot. Con el francés totalmente recuperado y el título de la Eurocup en el bolsillo ayer se cerró una operación en la que el jugador estaba muy interesado para poder contar con más minutos en pista.

La lesión de Corey Fisher en el equipo de Peñarroya era un ahora o nunca para realizar el pase. El Valencia Basket afronta el partido de esta noche contra el Unicaja con un balance de 17-10 y el Manresa es sexto con 16-12. Es decir, existe una opción real de que los dos equipos se crucen en los cuartos de final del playoff. En caso de que ocurra, tal y como confirmó esta redacción, no existe cláusula del miedo con lo que Sergi García podría jugar ese cruce contra el equipo con el que le une un contrato hasta 2021. El balear mostró su satisfacción tras el acuerdo en sus redes sociales, recordando que su objetivo es volver: «Muy contento por unirme a al Manresa para este final de temporada!! . Desearles muchísima suerte a todos mis compañeros y al Valencia Basket para lo que queda de Liga. ¡Nos vemos pronto!». El base era un descarte habitual de Ponsarnau tras la recuperación de Diot y tan sólo había jugado 27 minutos en 5 partidos de la segunda vuelta de la Liga Endesa.

Rafa Martínez será, por segunda ocasión, el otro descarte técnico del Valencia Basket para recibir al Unicaja. Tras superar su esguince de tobillo no fue dado de alta en la ACB con lo que Vives será el jugador que complete la plantilla con respecto al último partido contra el Iberostar Tenerife.

En la previa del partido se izará la bandera del cuarto título europeo del Valencia Basket una vez que se haya presentado a los dos equipos. Será un golpe moral para un Unicaja que vio como se cerraba la puerta de la Euroliga con el título de los taronja. El equipo de Ponsarnau tratará de dar un golpe de efecto a la cuarta plaza. Si ganan a los de Casimiro abrirán una brecha de dos victorias con el Unicaja, quinto de la ACB, y si además lo hacen por más de 13 puntos (en la primera vuelta vencieron los malagueños por 86-73) sería de tres.

El técnico avisó ayer a su plantilla, al detectar que contra el Iberostar pesaron las celebraciones: «Sí nos afectó el otro día. Nuestro nivel defensivo fue malo, claramente por un tema de concentración y chispa. Esperemos que acabe el periodo de fiestas lo más pronto posible. Lo que queda escrito para la historia es que esté el titulo colgado. Cuando esté atado arriba vamos a intentar estar todos centrados en el partido». El Unicaja tendrá la baja sensible de Carlos Suárez, el mejor de su equipo en la derrota de Lugo, que sufrió una rotura de fibras.