Diot vuelve a ser baja indefinida

Antoine Diot, en la presentación del Valencia Basket. / miguel ángel polo
Antoine Diot, en la presentación del Valencia Basket. / miguel ángel polo

El francés aún no está en condiciones físicas de entrenar al nivel del equipo

JUAN CARLOS VILLENA VALENCIA.

En el reloj personal de Antoine Diot octubre es agosto. Es la mejor forma de definir el minuto y marcador del base francés en el Valencia Basket. El base ha mejorado de su última lesión, una rotura en los isquios con una recuperación estimada de tres semanas, pero ese plazo, que cumplió el jueves, no es el que le va a impedir disputar los próximos partidos. La realidad del francés, dura pero cristalina, es que está en su particular pretemporada para volver a ser jugador de baloncesto. Tras superar, esa es la gran esperanza, la grave lesión de rodilla que le obligó a perderse la totalidad de la pasada temporada tras la Supercopa, los pequeños problemas que han ido surgiendo en su plan físico desde mayo, habituales en cualquier deportista que ha estado parado más de un año, se han convertido en una nueva tortura para Diot.

A nivel psicológico, la lógica ansiedad que en el jugador ha generado siempre ponerse plazos en el calendario amenaza con volver a aparecer. Es por ello que el Valencia Basket ha vuelto a subir a la categoría de baja indefinida, como definición de un estado en el que no es posible establecer una fecha exacta de retorno, para volver a contar con el base. Así lo reconoció ayer Jaume Ponsarnau: «Con Antoine nos hemos visto a forzados a replantearnos el plan. El proceso no lo hemos podido llevar como queríamos porque ha ido teniendo pequeñas lesiones. Los plazos se han cumplido pero han aparecido esas otras dolencias y ahora el plan que tenemos que tener es ser pacientes y esperar para que vaya recuperando y cogiendo el tono para poder afrontar la exigencia física de este deporte». Diot no volverá al trabajo de grupo hasta que no llegue al punto físico que le permita seguir el ritmo de entrenamiento. El francés disputó su último partido el 23 de septiembre de 2017 y no ha podido cumplir el deseo que expresó en L'Alqueria el pasado 21 de junio: «Creo que puedo estar preparado para la pretemporada como el resto. Estoy muy ilusionado con la próxima campaña. Necesito encontrar el ritmo y volver a divertirme».

A efectos prácticos, el cuerpo técnico del Valencia Basket ya trabaja con la idea de que a medio plazo cuenta con una plantilla tradicional de doce jugadores y que cuando regresen Diot y Rafa Martínez será el momento de pensar en rotaciones y convocatorias. Es por ello que en la planificación de los partidos Sergi García está contando como escolta, para dar descansos a Matt Thomas, con Vives y Van Rossom alterándose en el base.

Sastre no jugará ante el Barcelona y el club le saca el visado por si puede viajar a San Petersburgo

Sastre es duda para Rusia

Con respecto al partido de mañana frente al FC Barcelona a las dos bajas de larga duración se sumará la de Joan Sastre, que sigue recuperándose de la lumbalgia con la que regresó de Ankara. Ese dolor, tal y como confirmó el técnico, le hace ser duda para viajar a San Petersburgo el lunes. «La cosa no iba muy bien, ahora estamos viendo la luz aunque lo más seguro es que no viaje», anunció ayer Ponsarnau. Para tenerlo todo previsto, el club tiene sacado el visado para balear.