A la Copa sin complejos

Un bloque. Los 14 jugadores de la plantilla taronja posan para LAS PROVINCIAS en la Fonteta. / irene marsilla
Un bloque. Los 14 jugadores de la plantilla taronja posan para LAS PROVINCIAS en la Fonteta. / irene marsilla

El Valencia Basket llega como tapado a la cita de Madrid y dispuesto a tumbar en los cuartos de final a un Barça Lassa que tiene la vitola de favorito al título

JUAN CARLOS VILLENA

madrid. El Valencia Basket fue uno de los últimos equipos en llegar ayer por la tarde al Novotel Madrid Center, el cuartel general de la ACB en la Copa del Rey. La escena recordó a lo sucedido hace justo un año con el Barcelona y su puesta de largo en Las Palmas. El conjunto valenciano comienza hoy su vigésima participación en el torneo copero y lo hace con el disfraz de tapado. Su rival de hoy es un buen espejo en el que mirarse puesto que en la edición de 2018 los focos se encendieron a la llegada de los catalanes por la figura de Pesic, que había llegado a un barco sin rumbo. Aquel tapado cortó las redes del Gran Canaria Arena cuatro días después. El poco ruido con el que aparcó el autobús valenciano a las puertas del hotel tiene que ser un buen presagio.

Todas las estadísticas del partido que enfrenta esta noche en el WiZinc Center al Valencia Basket y al Barça Lassa son favorables a los azulgrana. Se miren del derecho o del revés. Si algo tienen las Copas del Rey es que siempre se escriben historias que derrumban apuestas y vaticinios. A eso deben agarrarse hoy unos jugadores que lo primero que vieron ayer al llegar a la que será su residencia, esperemos que hasta el domingo por la noche, fueron las banderas que indican el punto de atención a los 500 aficionados taronja que presenciarán hoy el partido en las gradas, ubicado en una sala del hotel.

El Barça Lassa es consciente de que su gran temporada le hace ser el máximo favorito no para ganar al Valencia Basket sino para levantar el título copero. Así lo atestigua su condición de líder destacado de la Liga Endesa, con un balance de 17-3, y su racha de 14 victorias en los últimos 17 partidos contando la Liga Endesa y la Euroliga. Sólo en la competición nacional acumulan 7 de 8, en contraste con las dos derrotas consecutivas con las que llegan los de la Fonteta, en Manresa y en casa frente al Obradoiro.

El equipo de Pesic ha ganado 14 de sus últimos 17 partidos contando la ACB y la Euroliga Los de la Fonteta tratarán de cortar su mala racha en primera ronda, con tres derrotas en cuatro citas

Los números también avalan al equipo de Pesic. El Barça combina su fortaleza al ser la segunda mejor defensa de la ACB (encaja tan sólo 75,3 puntos por encuentro) y el segundo mejor ataque (con 87,4). Un rodillo de 12 puntos de diferencia que hace que sea muy complicado de parar cuando es capaz de desplegarlo. Tal y como avisó ayer Posnarnau antes de viajar a Madrid, la clave para su equipo será «atacar muy bien» ante un trabajo defensivo cargado de músculo y centímetros. El mejor símbolo de ello es Adam Hanga, que está reencontrando su mejor versión y es el jugador que más balones roba de la Liga Endesa, con una media de 1,73 por encuentro.

Los catalanes también son una amenaza exterior, presentando el mejor porcentaje en el triple de la competición, con un 40,93%.

Ante todo ese mareante caudal estadístico, el Valencia Basket está obligado a ofrecer su mejor versión de la temporada. Bajo el pilar de su fortaleza interior -entre Dubljevic y Will Thomas promedian 33,2 puntos de valoración por envite-, la recuperación de piezas como Sastre o San Emeterio (el único de la plantilla que sabe lo que es ganar una Copa) serán fundamentales en la rotación si los taronja quieren tener hoy opciones. Cuando el balón vuele por primera vez, el Iberostar Tenerife de Vidorreta o el Unicaja de Casimiro estarán esperando rival para la primera semifinal del sábado. El francés Antoine Diot no se vestirá y Sergi García será, salvo sorpresa, el descarte.

El Valencia Basket, además del reto de tumbar a un Barcelona gigante, tratará de acabar con su mal fario con los partidos de cuartos de final en las últimas ediciones, donde presenta un balance de 1-3. Eso sí, en la única ocasión en la que pasaron en este segmento de tiempo el primer cruce se plantaron en la final de Vitoria 2017, donde rozaron el título. En esa edición aparece otro dato para la esperanza. La última vez que se cruzaron con el Barcelona la victoria cayó del lado valenciano, en semifinales, por 67-76. El balance global entre ambos en la Copa del Rey es favorable al Barcelona (5-3), que sólo ha perdido una vez en los cuartos en sus últimas diez apariciones.

Rafa Martínez seguirá batiendo registros del Valencia Basket. Si pisa un segundo la pista se convertirá en el primer jugador de la historia del club con 10 ediciones disputadas, superando las 9 de Luengo, e igualará al histórico capitán con 17 partidos. El deseo del de Santpedor es elevar esa cifra a los 19.

Más

 

Fotos

Vídeos