«Tenemos que conseguir que la gente se enganche al baloncesto femenino»

La jugadora Irene Garí durante el partido frente al Celta Zorka. / VALENCIA BASKET CLUB
La jugadora Irene Garí durante el partido frente al Celta Zorka. / VALENCIA BASKET CLUB

Irene Garí Capitana del Valencia Basket | La alero taronja reconoce que el objetivo para esta temporada es clasificarse en la media tabla y lograr el billete para la Copa de la Reina

NOELIA HOLGUÍN VALENCIA.

Irene Garí (Oliva, 10 de septiembre de 1994) se formó en la cantera del Ros Casares. La alero se muestra ilusionada con el nuevo proyecto del Valencia Basket de Rubén Burgos, que logró el ascenso a la Liga Femenina la pasada temporada. Además, la jugadora taronja afirma que se siente «orgullosa de formar parte de un club que aporta visibilidad al baloncesto femenino».

-¿Cómo vivió el ascenso contra el Celta?

-Fue uno de los partidos más frenéticos que he vivido. Todos los familiares, amigos y la prensa estaban apoyándonos. Fue un colofón muy bonito a la temporada ya que teníamos más de seis mil personas en la Fonteta. Fue emocionante. Sufrimos todos pero ver como toda la gente lo celebraba al final fue muy satisfactorio.

-¿Ilusiona el proyecto para la nueva temporada?

-Desde el club están apostando por gente valenciana de la casa como María Pina y Anna Gómez. Me hace mucha ilusión poder volver a jugar en la máxima categoría en casa. Recuerdo cuando estaba en el Ros Casares con 12 años e iba a ver a jugar a la Fonteta ca Elisa Aguilar, Amaya Valdemoro o Erika de Souza. Todavía no me creo que sea yo la que está jugando porque sigo en la burbuja de la fase de ascenso.

-¿Con qué objetivos lo afronta como equipo y como jugadora?

-Somos todavía un equipo nuevo y lo importante es conocernos y poco a poco ir trabajando e ir viendo cómo va, ya que por trabajo y ganas no va a ser. Como jugadora que ya lleva un año aquí junto a compañeras como Esther, Rebeca y María intentaremos que las que vienen se adapten lo mejor posible para conseguir que seamos un equipo y una piña.

-Después de haber jugado la Liga Femenina 1 en CREF ¡Hola!, ¿qué expectativas tiene al volver a disputarla pero con el Valencia?

-Se está demostrando que hay muy buen nivel al ver que cada vez está subiendo más gente de las canteras. Creo que va a ser una liga muy competitiva y no será fácil ganar ningún partido, pero esperamos hacer una buena campaña.

-¿Qué le ha aportado profesional y personalmente su paso por el extranjero?

-En Estados Unidos aprendí mucho, es una forma distinta de ver el baloncesto. Viajar al extranjero es una experiencia que te llevas y cuando vuelves eres mucho más madura. Son vivencias que te llenan como persona.

-Tras su paso por el Ros Casares, ¿se imaginaba algo tan diferente en su vuelta a Valencia?

-Para nada. Me acuerdo cuando me ofrecieron la posibilidad de volver a casa para ayudar al equipo que dejé cuando tenía doce años a poder subir a la máxima categoría. Ha sido un sueño poder volver a compartir pista con las compañeras con las que jugué, y eso se vio reflejado en el abrazo con Esther Díaz al acabar el partido, el cual significó mucho para mí por todo lo que habíamos vivido. Juegas con compañeras y amigas, y al final, eso es lo que te llevas.

-¿Qué significa para usted el Valencia Basket?

-El Valencia Basket es un club de referencia mundial, siempre digo que hay que apostar por el deporte femenino y estoy orgullosa de decir que donde yo juego se apuesta por ello y nos tratan con igualdad.

-¿Cómo describiría el trato del Valencia con sus equipos femeninos?

-El club hizo muy bien el trabajo para promocionar la fase de ascenso. Apostaron por darnos visibilidad y la gente se volcó. Desde el Valencia queremos ser un ejemplo y un referente para otros grandes clubes para que apuesten por el baloncesto femenino. Me encantaría que en unos años hubiera un Real Madrid, Barça o Baskonia con un equipo masculino y otro femenino. Y también que de parte de la Asociación de Clubes de Baloncesto hubiera un requisito de que para poder jugar la Liga ACB el club tuviera que contar con un equipo femenino.

-¿Qué le parece que el club haya puesto en marcha la iniciativa de ofrecer un abono que combine el basket femenino y el masculino?

-Son cosas que a lo mejor en otros clubes no se ve. Sobre todo la visibilidad que el Valencia Basket nos da. Si entras en cualquier red social, el equipo femenino aparece cada día y eso para nosotras es muy importante. El deporte femenino vende, pero nosotras mismas tenemos que venderlo y patrocinarlo. Entre todos nos tenemos que ayudar y empujar para conseguir que la gente se enganche al baloncesto femenino.

-¿Qué objetivos tiene el equipo a largo plazo?

-Como nos dice Rubén, hay que vivir el día a día. Hoy por hoy, el 3 de septiembre empezamos la pretemporada y el 12 de octubre la liga, aunque todavía no conocemos los rivales. Un buen objetivo sería estar en la media tabla para arriba y clasificarnos para la Copa de la Reina. Al fin y al cabo somos el Valencia Basket y nos van a exigir buenos resultados, pero vamos a dar buena imagen y el equipo es consciente de que no va a defraudar a todo aquel que venga a vernos jugar.

Fotos

Vídeos