Los Bucks vienen a por Matt Thomas

Matt Thomas culmina una penetración ante el Gran Canaria. / acbphoto/ f. robledano
Matt Thomas culmina una penetración ante el Gran Canaria. / acbphoto/ f. robledano

La franquicia de Milwaukee prepara una oferta para fichar al escolta taronja | En el seno del Valencia Basket asumen que la NBA es una opción de salida del jugador pero tienen claro que no irá a otro equipo de Europa

JUAN CARLOS VILLENAVALENCIA.

En la planificación de la próxima temporada que ya ha comenzado el Valencia Basket hay un único asterisco con respecto a los jugadores que tienen contrato. Se llama Matt Thomas y el peligro es la NBA, tal y como informó este periódico el pasado 29 de abril. Un temor que ha cogido forma en los últimos días puesto que los Bucks de Milwaukee preparan una oferta para intentar convencer al jugador. El perfil de Matt Thomas, al que los ojeadores de la NBA asemejan al de J. J. Reddick, es del agrado del técnico Mike Budenholzer para reforzar el juego exterior la próxima temporada, donde el equipo de Pau Gasol intentará el asalto a la final de la NBA, después de que esta temporada rozara la gesta tras caer en el final de la Conferencia Este frente a los Raptors.

El movimiento es complejo y puede dilatarse en el tiempo, con lo que el Valencia Basket está en la obligación de estar atento al mercado para poder reaccionar rápido en el caso de que la franquicia NBA dé el paso definitivo. El director deportivo de la entidad valenciana, Chechu Mulero, dejó claro en una reciente entrevista a LAS PROVINCIAS que estaba preparado para ese escenario: «No creo que vaya a dejar el Valencia Basket para irse a otro equipo de Europa, ni por dinero. Si viene la NBA ahí entran otros factores. Soy optimista de que juegue con nosotros en la Euroliga la próxima temporada».

El escolta de Wisconsin no fue drafteado y tras participar en la Summer League de 2017 con los Lakers recaló en el Obradoiro, donde despertó el interés de algunos grandes de Euroliga como el Barça, pero el Valencia Basket se adelantó a la entidad catalana y se hizo con sus servicios. Thomas nunca ha escondido -cumple 24 años el 4 de agosto- que su deseo es jugar en la NBA. En las oficinas de la Fonteta se tiene claro que la única opción de que no cumpla su contrato hasta junio de 2020 es que alguna franquicia pague su cláusula puesto que no se contempla la opción de que el jugador abandone Valencia con la Euroliga como horizonte en unos meses. El jugador está en la fase final de la recuperación de su lesión en el cuádriceps derecho, después de ser operado el 10 de abril para drenar un hematoma, y sigue trabajando con los fisios del club. En caso de que cristalice la oferta de los Bucks, una opción de retenerle sería la ampliación de contrato.