Dubljevic será baja como mínimo hasta Navidad

Bojan Dubljevic durante un partido del Valencia Basket./LP
Bojan Dubljevic durante un partido del Valencia Basket. / LP

El pívot se pierde los tres próximos partidos y la duda con respecto a 2018 es saber si llegará a tiempo del envite del día 29 ante el Zaragoza

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

El Valencia Basket se jugará las próximas 'finales' de Copa, con cinco equipos empatados con un balance de 6-5 así van a ser las últimas seis jornadas de la primera vuelta, sin Bojan Dubljevic. Al menos si se cumple la previsión mínima de baja del montenegrino, los partidos frente al San Pablo en Burgos el próximo sábado y el Estudiantes en Madrid el domingo 23 de diciembre. El pívot cayó lesionado el martes ante el Zenit, al apoyar mal el pie izquierdo tras capturar un rebote a 5:09 para el final del partido. En las primeras horas de lesión saltaron todas las alarmas en la Fonteta puesto que en el pie izquierdo es donde Dubljevic tuvo la lesión en el Aquiles que arrastró toda la pasada temporada y que le obligó a someterse a un tratamiento este verano en Alemania para atenuar el dolor y evitar el quirófano.

«Tras realizarle una primera exploración y someterle a unas pruebas de imagen, se confirma que el pívot montenegrino sufre un esguince de grado 2 en su tobillo izquierdo», rezó el parte médico facilitado ayer por la tarde por el club. Sin poner un periodo de recuperación. En el grado 2 ya existe un desgarro en el ligamento, sin llegar a la rotura, con lo cual la horquilla es más flexible dependiendo del proceso de recuperación y de las características del paciente. En este caso un pívot de baloncesto con todo lo que conlleva el peso que recae en la articulación en cada movimiento.

Con todos los asteriscos abiertos, puesto que el regreso del montenegrino dependerá de su tolerancia a las cargas de trabajo tras los primeros días de reposo, todas las fuentes conocedoras de la lesión del pívot consultadas por esta redacción asumieron que «hasta Navidad» no podrán contar con Dubljevic. Es decir, dos semanas mínimas que incluyen tres partidos fuera de casa (Burgos, Trento y Madrid). La primera fecha estimativa para su regreso se abre en el último partido del 2018, el sábado 29 de diciembre en la Fonteta frente al Tecnyconta Zaragoza, otro de los rivales en la lucha por la Copa. En el caso de que no llegue a esa cita ya se abriría la horquilla del inicio del 2019, donde el Valencia Basket comenzará el Top 16 de la Eurocup (1 o 2 de enero) y viajará a Badalona para jugar frente a la Penya el domingo 6 de enero.

Ninguna lesión llega a buena hora pero la de Dubljevic es muy delicada, puesto que los taronja se están jugando un puesto en la Copa del Rey y habían enlazado cuatro victorias consecutivas. El montenegrino estaba completando uno de los mejores inicios de temporada con la camiseta valenciana y en la Liga Endesa es el líder de su equipo en puntos (14), rebotes (7) y valoración (19). En la Eurocup, fue uno de los puntales del triunfo balsámico en Belgrado, con 10 puntos y 10 rebotes. Con su ausencia, Will Thomas tendrá minutos en el cinco, un seguro de vida puesto que el de Baltimore está en un gran pico de forma, y Mike Tobey tendrá que dar un definitivo paso al frente. El americano ya es consciente de ello.