Alerta taronja con Matt Thomas

Matt Thomas lanza durante el concurso de triples de la Supercopa. / acbphoto
Matt Thomas lanza durante el concurso de triples de la Supercopa. / acbphoto

El Valencia Basket visita al Barça con la novedad de Van Rossom, mientras que en las horas previas se decidirá si Diot es alta El escolta es duda para el playoff al no mejorar de su lesión en la pierna derecha

JUAN CARLOS VILLENA

valencia. «Matt Thomas está descartado para este partido. Los plazos y el plan de recuperación no han ido bien y los servicios médicos han de tomar nuevas decisiones. Cuando se sepa se informará de los nuevos plazos. Puede ser un problema serio. No es una lesión grave pero sí que tiene una difícil recuperación y ha cogido el peor cauce. De momento lo que sé es que no puedo contar con él». La sentencia de Jaume Ponsarnau sobre el escolta americano eclipsó la importancia del partido que esta noche juega el Valencia Basket en Palau. Por cierto, cuando termine restarán menos de 42 horas para el envite frente al Estudiantes del domingo con un viaje de regreso por medio. Algo que haría poner el grito en el cielo a la entidad taronja en caso de que el objetivo de la Euroliga estuviera en el aire.

Como los taronja tienen amarrada la plaza para disputar la próxima temporada la Copa de Europa es más lógico que se tomen todas las precauciones con un jugador como Matt Thomas que, tal y como dice el dicho, es el que abre el pabellón y el que lo cierra los días de entrenamiento. La profesionalidad del escolta le permite tener una horquilla de calma en una lesión dolorosa, un fuerte hematoma en la parte externa del muslo derecho, que no ha evolucionado como se esperaba. A falta de nuevas pruebas, en la que se determinarán nuevos plazos de recuperación, el escolta es duda para el playoff puesto que hay que recordar que cuando arranquen las eliminatorias por el título los clubes deben entregar una lista con doce jugadores. El americano tiene tres semanas para estar en ella y nadie a día de hoy puede asegurar que llegue a tiempo.

Con respecto al último envite frente al Breogán la novedad es el regreso de Van Rossom tras superar el edema óseo en el cóndilo femoral de su rodilla izquierda. Un respiro para el técnico, que volverá a tener dos bases disponibles. Diot ha viajado a Barcelona pero hasta última hora no se sabrá si está apto para jugar puesto que aún arrastra molestias en la sobrecarga que le ha impedido disputar los dos últimos partidos. En caso de que sea inscrito, Ponsarnau tendrá que descartar a Puerto o Pavelka. Abalde sigue siendo baja y continúa la recuperación de la operación en un dedo de la mano. La intención con el gallego es que sí que llegue para el arranque del playoff.

Pavelka y Puerto viajan con el equipo para completar el róster si no llega el base francés Desde 2013 el conjunto de la Fonteta ha sacado tres victorias del Palau, que antes era territorio vetado

La lesión de Matt Thomas seguirá abriendo la puerta a Rafa Martínez para que siga dibujando sobre la pista una duda razonable. La salida del capitán parece prácticamente segura pero ante el Breogán demostró en los 26 minutos que estuvo en pista, 7 puntos y un ratio de +/- de +16 con él en el quinteto (el mejor dato de su equipo), que conviene ser prudente.

El calendario asimétrico le reservó al Valencia Basket tres bombas en los últimos cuatro partidos. Con la Euroliga en el zurrón, los de la Fonteta serán jueces de la primera plaza que comenzará hoy en Barcelona y tendrá dos paradas en Madrid y ante el Baskonia. El equipo de Pesic se ha impuesto a los valencianos en los dos precedentes de la temporada y el balance en el Palau, aunque los catalanes han ganado los últimos tres partidos ante su rival de hoy, es de 5-3 en los ocho precedentes desde 2013. Es decir, la morada blaugrana ha mutado de territorio vetado para los taronja a un lugar donde poder pescar.