La alegría desborda a la afición del Valencia Basket