La afición del Alba Berlín, rendida al extaronja Sikma

El '43' de Luke Sikma es el número que más veces se ve repetido en el Mercedes Benz Arena. El americano, que en julio va a cumplir 30 años, fichó hace dos temporadas por el Alba Berlín procedente del Valencia Basket. Y en este tiempo, el ala-pívot de Washington se ha metido en el bolsillo a la afición alemana. Entre gritos de 'MVP' finalizó Sikma su participación en el segundo encuentro de la final de la Eurocup. La reclamación de la grada no es casual: el americano apareció en la prórroga para acabar el choque con 15 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias.

Sikma dio ayer el paso al frente que no pudo el martes en la Fonteta. En el partido que abría la final, el ala-pívot perdió la batalla contra Will Thomas. Fue un regreso a casa agridulce para Sikma, que recibió aplausos de la afición del Valencia Basket pero se mostró incapaz de rendir a su nivel habitual. Sikma, por cierto, iba camino de otra final de Eurocup perdida porque estuvo en la plantilla de Pedro Martínez que cayó ante Unicaja en Europa aunque más tarde conquistaría la Liga contra el Real Madrid. Con 21 de valoración aunque algo desatinado desde la larga distancia, Sikma demostró ayer que será uno de los grandes peligros del Alba Berlín el lunes.