Xavi Rey es una de las alternativas para completar el juego interior

El FC Barcelona decidirá si paga la cláusula de 1,5 millones por Vives cuando complete el fichaje de Tyrese Rice

J. C. VILLENA

valencia. El Valencia Basket no quiere que el 'caso Guillem Vives' interfiera en la planificación de la plantilla de la próxima temporada. Si se produce el escenario de la necesidad de buscar un base el club ya tiene activado los mecanismos para hacerlo, pero mientras no ocurra se sigue con el guión establecido. El equipo necesita dos jugadores para completar el juego interior. Uno de ellos tiene que ser uno de los fichajes importantes del verano, la pareja de Dubljevic, y el otro el llamado quinto pívot. Para ocupar esa ficha aún no se ha descartado la opción Shurna pero, tal y como ha confirmado esta redacción, el nombre de Xavi Rey ha comenzado a coger fuerza en las oficinas de la Fonteta.

La opción del catalán, de 2,10 y 29 años, cuenta con el visto bueno de Pedro Martínez. No en vano, fue el entrenador que mayor rendimiento le sacó, entre 2010 y 2014, en el Gran Canaria. Ese nivel de Rey le sirvió para jugar con España el Eurobasket de 2013, donde se colgó el bronce. No es la primera vez que el Valencia Basket piensa en el jugador para que vista de taronja. La última fue en febrero de 2015, cuando se peinó el mercado en busca de un temporero tras la lesión de Lishchuk. Entonces, estaba superando la lesión en el cuarto metatarsiano del pie derecho y no llegó a tiempo para ayudar al Valencia Basket. En el caso de que el club decida ahora ficharle, se sacará esa espina. El pívot acabó la pasada temporada en el Estudiantes, que pagó su libertad del Tenerife. Aunque su rendimiento fue de más a menos llegó a disputar algunos buenos partidos como contra el Joventut, con 18 puntos y 8 rebotes.

La opción de Xavi Rey no cierra la puerta a la llegada otro cupo, aunque sería la solución para ellos en el caso de que salga Guillem Vives. La opción de Fran Vázquez, tal y como adelantó LAS PROVINCIAS, sigue encima de la mesa. Eso sí, la salida del gallego libre de Unicaja va a hacer que la puja por sus servicios sea una de las más fuertes del verano. El dinero en caja recibido por Claver puede ser una de las claves.

Por su parte, el silencio del FC Barcelona sobre Guillem Vives no quiere decir, en absoluto, que se hayan olvidado del base taronja. La entidad catalana está centrada en los últimos días en cerrar el contrato de Tyrese Rice como base titular. Cuando lo firmen, decidirán si pagan la cláusula de 1,5 millones para fichar a Vives, puesto que saben que en la Fonteta no van a negociar.

Fotos

Vídeos