Nemanja Nedovic, un NBA al rescate del Valencia Basket

Nemanja Nedovic, en un partido con Golden State Warriors. :: nbae/
Nemanja Nedovic, en un partido con Golden State Warriors. :: nbae

El club firma al serbio hasta junio de 2016 e insta a Perasovic a que el equipo reaccione en las dos próximas salidas ante Barça y Olympiacos

J. C. V./T. C. VALENCIA.

Nemanja Nedovic será jugador del Valencia Basket al menos hasta junio de 2016, aunque en el contrato que firmó ayer por la mañana tras caducar el derecho de tanteo de las franquicias NBA tras su corte por Golden State Warriors, se recoge una cláusula por la cual las partes podrían ampliar la vinculación hasta junio de 2017. El fichaje de Nedovic (Nova Baros, Serbia, 1991) responde al perfil que reclamó Velimir Perasovic tras el corte de Dwight Buycks al ajustarse, con las lógicas diferencias, a lo que Oliver Lafayette aportaba el equipo. El serbio no tiene el tiro exterior del ahora jugador de Olympiacos, pero su despliegue físico como base y escolta subirá el listón del conjunto taronja.

Nedovic llegará esta tarde (17:45 horas) a Valencia en un vuelo procedente de Múnich y debutará con la camiseta taronja el próximo jueves en Atenas contra Olympiacos en un partido decisivo en la Euroliga tras la derrota en Klaipeda. El exterior serbio llega físicamente en un gran momento después de superar con éxito una lesión.

Reunión con Perasovic

Como ya ocurriera en el viaje de regreso de Belgrado, cuando el Valencia Basket perdió ante el Estrella Roja por 76-63, hubo reunión entre los responsables del club y Velimir Perasovic para tratar de analizar la complicada situación que atraviesa el equipo en la Euroliga. Al técnico croata le han pedido una reacción inmediata del equipo y los dos envites que se avecinan no parecen los idóneos para revertir la situación.

El Valencia Basket se ve las caras mañana frente al Barcelona en el Palau y el jueves va a Atenas para jugar contra el Olympiacos. El club no va a exigir, obviamente, que el equipo gane los dos partidos, pero sí que regrese la versión de la pasada temporada, la de un Valencia Basket intenso que no daba un balón por perdido. A nadie le gustaría tomar decisiones drásticas, pero Perasovic sabe cómo funcionan los equipos.