Lucic hace borrón y cuenta nueva

Vladimir Lucic trata de encestar. :: EFE/Kai Försterling/
Vladimir Lucic trata de encestar. :: EFE/Kai Försterling

«Deseo que este año mis problemas con las lesiones sean menores», dice el serbio

A. M. VALENCIA.

Vladimir Lucic espera haber dejado atrás el calvario en que se convirtió para él la pasada temporada. Debido a las reiteradas lesiones, poco pudo participar en una campaña histórica para el Valencia Basket. El joven alero serbio llegó al conjunto taronja hace un año tras haber deslumbrado en el Partizan de Belgrado. Sin embargo, los problemas físicos torcieron su primera campaña en España. Eso sí, en los últimos cuatro meses de competición los contratiempos le concedieron una tregua y pudo exhibir su talento. Fue un avance de lo que espera ofrecer el próximo curso. Ayer aterrizó en la capital del Turia con la ilusión de hacer borrón y cuenta nueva.

A falta de una semana para que arranque la pretemporada del Valencia Basket, Lucic ya está en la ciudad. Sus vacaciones han sido relativas, ya que se ha ejercitado para tratar principalmente la espalda, donde se concentraron la mayoría de sus dolencias las pasada temporada. «Me encuentro bien, con muchas ganas de empezar a trabajar. Este verano he trabajado un poco en las cosas que necesito, en las cosas con las que había tenido problemas durante la temporada», afirmó ayer el jugador.

Lucic confía en que su suerte cambie la próxima campaña. Precisamente, el alero serbio fue descartado este verano por su selección para disputar el Mundial de España a causa de las molestias en la espalda. El Valencia Basket agradeció tal decisión, ya que de esa manera el jugador iba a poder descansar y cuidar su físico.

«Estoy contento de estar de vuelta en Valencia. De verdad deseo que esta temporada mis problemas con las lesiones sean mucho menores y poder ayudar durante más partidos al equipo», comentó ayer.

Lucic, de 25 años, ya se perdió el pasado verano el Eurobasket por esas dolencias lumbares. Ya con el Valencia Basket, sólo pudo disputar cuatro partidos de Liga hasta marzo. A los problemas de espalda se sumaron una contractura cervical y un esguince en el tobillo izquierdo que le obligó a pasar por quirófano en enero. Una auténtica tortura.

Lucic, quien supera los dos metros de estatura, tiene capacidad de liderazgo. Y en su última temporada con la camiseta del Partizan se proclamó mejor jugador de su equipo en Euroliga, logrando 13,7 puntos y 4,8 rebotes de media por partido. Eclosionó y el Valencia Basket lo fichó para dos campañas más una opcional.

El pasado curso disfrutó del título de Eurocup conquistado por el Valencia Basket. Aunque algunos artífices del éxito han abandonado la plantilla, Lucic está convencido de que se conservará el nivel merced a las incorporaciones realizadas.

«Hemos hecho un buen trabajo, en primer lugar porque hemos podido mantener a bastantes jugadores de la pasada temporada. Es cierto que hemos perdido a algunos de los mejores jugadores del año pasado, como Doellman o Lafayette, pero mantenemos a muchos jugadores, gente con experiencia ha seguido. Creo que los cuatro nuevos fichajes van a integrarse y a hacerlo bien en nuestro equipo, y espero que tengamos una temporada al menos tan buena como la pasada», comentó Lucic.