«Aceptar jugar sin que te paguen es como prostituirse»

J. C. VILLENA VALENCIA.

Pau Ribas es miembro de la actual junta directiva del sindicato de jugadores que preside Alfonso Reyes. Y uno de los actuales caballos de batalla de la ABP es la lucha por la supresión del derecho de tanteo: «No tiene sentido que los clubes hablen de mercado libre cuando se mantiene el derecho de tanteo. ¿En qué empresa uno cuando acaba su contrato está atado? Aquí la empresa tiene el derecho de igualar una oferta aunque el jugador decida jugar en otro equipo. Que no tengas decisión propia cuando acabas un contrato no es normal. Es legal porque existe una norma en una liga privada, pero dentro del estatuto de los trabajadores lo dudo».

El catalán pone el dedo en la llaga con el ejemplo del C.B. Valladolid, donde al descenso tras una mala temporada deportiva se han sumado los impagos a la plantilla: «No entiendo como los jugadores han podido acabar la temporada allí. Porque no vale todo, tener a un equipo que gana tres partidos penaliza a la ACB, hace que los partidos contra ese equipo no los vea nadie y que la liga sea peor». Un situación en la que los deportistas también tiene que hacer, según el escolta taronja, un ejercicio de autocrítica: «Siempre habrá algún jugador que diga yo quiero ir a jugar a Valladolid y me da igual que no me paguen, porque es un escaparate y el año que viene tendré un mejor contrato. Aceptar jugar sin que te paguen es como prostituirse». Un precedente que Pau Ribas ha sido peligroso «porque ningunea el trabajo de mucha gente. Y hace que nuestro trabajo tenga mucho menos valor. Recuerdo que hasta no hace nada para ganar en Valladolid las pasabas putas».