El Valencia Basket afronta su tercera Euroliga con la máxima ambición

El Valencia Basket afronta su tercera Euroliga con la máxima ambición

El conjunto taronja se enfrentará a Olympiakos, Laboral Kutxa, Estrella Roja, Galatasaray y Neptunas buscando una plaza en el Top 16

JUAN CARLOS VILLENA

valencia. «¡Y el año que viene, la Final Four!». La frase, pronunciada por Juan Roig en el balcón del Ayuntamiento el pasado 8 de mayo durante las celebraciones del título de la Eurocup, resume a la perfección la ambición con la que el club afrontará su tercera participación en la Euroliga. Un deseo que no hay que confundir con un objetivo, puesto que el presupuesto del conjunto taronja volverá a estar muy por debajo de los que suelen tener los cuatro equipos que cada año acceden a la fase final más codiciada. La mejor carta del Valencia Basket es su crecimiento constante, que se transmite desde el vestuario hasta las gradas de la Fonteta. No hay que olvidar que, en las dos participaciones anteriores, los valencianos se quedaron a tan sólo un partido de disputar la Final Four. En 2004 el 'no viaje' a Israel resultó clave para quedar apeados de la misma. Y en 2011 el Real Madrid eliminó a los entonces hombres de Pesic en el quinto partido del playoff de cuartos.

Ayer, en Barcelona, se puso la primera piedra del sueño de la Euroliga más naranja. La competición decidió hace muchos años que la mejor manera, acertada, de vender el producto era adelantarse al resto de deportes. Aunque esa planificación, con todo el mercado de fichajes por delante, hace que las valoraciones de los sorteos se realicen con prudencia. Más por nombres y estadísticas que por realidades, puesto que todas las plantillas aún no están cerradas. El Valencia Basket iniciará la competición el 16 o 17 de octubre en la Fonteta frente a Olympiakos. Laboral Kutxa, Galatasaray, Estrella Roja y Neptunas completan el Grupo D. Sobre el papel el equipo de Perasovic debe luchar por una de las cuatro plazas que den paso al Top 16, que se disputará del 30 de diciembre al 10 de abril. Los playoffs, entre el 14 y el 28 de mayo, darán paso a la Final Four, que tendrá lugar en el Palacio de los Deportes de Madrid entre el 15 y 17 de mayo.

Olympiakos se presenta como el máximo favorito del grupo, sus títulos de 2012 y 2013 le avalan. Spanoulis, renovado a precio de oro el pasado verano, volverá a liderar una nave que se reforzará este verano tras quedar apeados de la lucha por el título en la pasada edición. Los dos primeros movimientos de la plantilla han sido los fichajes de Lafayette y Mensah-Bonsu por Acie Law y Mirza Begic. Los griegos siempre se han enfrentado al Valencia Basket cuando los taronja han disputado la Euroliga, con un balance de 3-1 favorable a los del Pireo.

Laboral Kutxa, Galatasaray y Estrella Roja auguran que la pelea por una de las cuatro primeras plazas será dura e intensa. Aunque para medir su verdadero potencial habrá que esperar a sus próximos movimientos. El mejor ejemplo es el Baskonia. A día de hoy la reconstrucción tras la era Scariolo hace que el conjunto de Querejeta ni tan siquiera tenga entrenador. El conjunto turco se quedó a las puertas de la pasada Final Four ofreciendo un baloncesto atractivo mientras que la gran baza de los serbios, ya lo demostraron en la Eurocup, son los 24.000 espectadores que pueden meter en el Belgrado Arena. El Neptunas lituano jugará sin presión su primera Euroliga. La más taronja.