Cuartos de final

Anderson desaloja a Federer de su 'jardín'

Roger Federer felicita a Kevin Anderson. /EFE
Roger Federer felicita a Kevin Anderson. / EFE

El sudafricano doblega al rey de la hierba en un disputado partido también decidido a cinco sets, en cuatro horas y cuarto

MANUEL SÁNCHEZLondres

No estará en semifinales Roger Federer, quien quedó apeado del torneo londinense al caer ante el sudafricano Kevin Anderson en otro partido también decidido a cinco sets, en cuatro horas y cuarto. Venció Anderson por 2-6, 6-7 (5-7), 7-5, 6-4 y 13-11. El helvético dispuso de dos sets de ventaja y una bola de partido en el tercero, pero no supo o no pudo cerrar el encuentro y vio cómo Anderson, mucho más entero, le dio la vuelta al marcador y logró lo que sólo el francés Jo-Wilfried Tsonga había conseguido en 2011.

El galo, hasta ayer, era el único que había remontado dos sets en contra al suizo en Wimbledon. El único hasta que el de Basilea fue incapaz de devolver un ataque de Anderson y su figura acabó en una lona a la que espera volver, aunque sea con 37 años. «El objetivo es volver el año que viene. Es obvio que es una decepción. Ahora me siento terrible», sopesó el suizo, quien perderá 1.640 puntos en el ránking.

Federer reconoció no tener «ni idea» del tiempo que le llevará digerir tan dura derrota. «Puede llevarme un tiempo como puede llevarme media hora», afirmó el suizo. «No considero que sea un trabajo inacabado. Más bien creo que hice un buen trabajo aquí estos últimos años. Así que todo va bien. Sólo estoy triste», admitió el ganador de 20 torneos de Grand Slam.

«Él (Anderson) jugó muy bien, pero creo que no le obligué mucho. Por eso no merecí ganar», explicó el suizo, de 36 años.«Ya había visto a Kevin jugar muy bien desde el fondo de la pista. Yo no estaba particularmente inspirado en esa faceta. No lograba dictar el juego en los intercambios. A partir del tercer set no funcionó», lamentó Federer, que dijo sentirse «muy bien en el primer set».

«Pero cuanto más avanzaba el partido, menos llegaba a sorprenderle. Tenía una mala sensación», confesó el ex número uno del mundo, mientras el ganador del duelo apuntó que tenía la premonición de que iba a derrotar a Federer en cuartos de final.

«Este iba a ser mi día. Era lo que pensaba», comentó Anderson. «Ha sido una gran actuación por mi parte. Aún queda mucho tenis por jugar. Ganar aquí a Federer va a ser algo que voy a recordar», reconoció el sudafricano, que en semifinales se enfrentará al estadounidense John Isner, verdugo del canadiense Milos Raonic en cuatro mangas, por 6-7, 7-6, 6-4 y 6-3.

Fotos

Vídeos