El valenciano Bautista mira al cielo de Londres

Roberto Bautista celebra su pase a semifinales de Wimbledon./ AFP
Roberto Bautista celebra su pase a semifinales de Wimbledon. / AFP

El castellonense doblega a Pella en cuatro sets y es el primer tenista de la Comunitat en semifinales de Wimbledon

EFELondres

Roberto Bautista lanzó una mirada a las alturas. Alzó el dedo dedicándosela a ella. El protocolo de cada gran victoria. Cada día, el castellonense se acuerda de su madre, que se marchó demasiado pronto y de forma inesperada. Y no iba a hacer una excepción en el que es, probablemente, el mayor triunfo hasta ahora de su carrera deportiva. El de la Plana arrolló a Guido Pella -sí, aunque cedió un set se mostró muy superior al argentino- para convertirse en el primer tenista de la Comunitat en alcanzar las semifinales de Wimbledon. Nadie, ni siquiera Ferrero y Ferrer había llegado tan lejos sobre la hierba, esta vez maltrecha, de All England.

Controlando los nervios e impidiendo que las emociones se desbocaran, Roberto Bautista cerró el partido en cuatro mangas 7-5, 6-4, 3-6 y 6-3, superando el momento crítico de la reacción de Pella en el tercer set. Alcanza las semifinales de Wimbledon, pisa por primera vez la penúltima ronda de un Grand Slam, donde se medirá a Djokovic, y se gana la admiración del universo tenístico. Uno de ellos, un valenciano que acaba de retirarse, lo que no quiere decir que deje de disfrutar de otro modo del deporte de la raqueta. «Bouet fent històrica! A seguir!», escribía David Ferrer en Twitter.

«Suena increíble. No podría estar más feliz que ahora», dijo Bautista después de una victoria que le garantiza aparecer el lunes en el puesto 13 del ránking ATP: «Ha sido un partido difícil. He tenido que manejar muchas emociones en pista. Era una gran oportunidad para jugar unas semifinales de Grand Slam y he jugado bien».

«No podría estar más feliz que ahora. He tenido que manejar muchas emociones en pista porque era una gran oportunidad», asegura

Fue una victoria sobre todo mental, como vaticinó Pepe Vendrell, técnico de Bautista, y que permite al de Castellón colocarse séptimo en la Carrera a Londres, en la lucha por el acceso este año a las Finales ATP. Bautista se convirtió en el sexto español que logra las semifinales del torneo más importante sobre hierba, junto con Manuel Alonso (1921), Manuel Santana (1963 y 1966), Andrés Gimeno (1970), Manuel Orantes (1972) y Nadal (2006 a 2008, 2010 a 2011, 2018 y 2019).

El ritmo de Bautista, su solidez y madurez en la pista brillan este año en Wimbledon, donde ha necesitado 27 presencias en un grande para lograr su máxima cota, con solo seis horas y 48 minutos en pista, un minuto más que Roger Federer. Pella ha sido el único en robarle un set en cinco partidos.

Bautista se enfrentará ahora con Novak Djokovic, que derrotó al belga David Goffin, por 6-4, 6-0 y 6-2, ganando diez juegos seguidos, desde el 3-4 del primer set al 1-1 del tercero, para acceder a las semifinales por novena vez, e igualar esa marca con uno de sus exentrenadores, el alemán Boris Becker.

Sus dos victorias este año ante Djokovic, en las semifinales de Doha (3-6, 7-6 y 6-4) y en los octavos de Miami (1-6, 7-5 y 6-3) animan ahora a Bautista. No obstante, el castellonense tiene un balance desfavorable con el número uno del mundo de 7-3, aunque nunca se han enfrentado sobre hierba. «Disfruto mucho jugando en estas pistas. Contra Novak, es el numero uno del mundo y tendré que jugar muy buen tenis si quiero ganarlo», admitió.

Bautista, que se cita con Djokovic, recibe la admiración de Ferrer: «Bouet fent història!»

Se notó el desgaste de Pella tras dos batallas épicas libradas ante el italiano Andreas Seppi y Raonic, que sacó incluso para ganar el encuentro. También los nervios, lógicos para dos jugadores presentes en sus primeros cuartos de un Grand Slam, aparecieron en el set inicial, en el que Roberto Bautista llegó a dominar por 4-2. Se dejó remontar, para luego volver a quebrar 6-5 y culminar la faena con su servicio.

Ha vencido este año las dos veces que se ha medido al serbio, aunque el balance histórico no le beneficia

La consecución de este parcial fue crucial porque Roberto calmó sus nervios y jugó mucho más suelto después. Rompió en el inicio del segundo y en todo este acto solo concedió un punto de rotura, para desesperación de Pella. Lejos de bajar los brazos, el de Bahía Blanca defendió sus opciones hasta el final. Una rotura en el tercer juego del siguiente parcial le sirvió para ganarlo y tomar aliento.

Sería su último suspiro, porque Bautista, con más energía en sus piernas, le robó el servicio por cuarta vez en el duelo para rubricar uno de los días más felices de su carrera. «Tenía planeado estar en Ibiza ahora mismo. Mis seis amigos están allí, pero se siente mejor estar en Londres», bromeó.

Bautista durante el partido contra Pella.
Bautista durante el partido contra Pella. / AFP

Más sobre el pase de Bautista a las semifinales de Wimbledon

Temas

Tenis