ATP World Tour 500

El Godó como medicina para Nadal

Nadal, junto a Nishikori en un acto promocional del Trofeo Conde de Godó. / Foto: Pau Barrena (Afp) | Vídeo: Atlas

Tras la temprana eliminación en Montecarlo, el balear acude a Barcelona con la tarea de revalidar el título ganado en las últimas tres ediciones y estrenar su casillero en 2019

ENRIC GARDINERBARCELONA

 Tres años después, Rafael Nadal llega a Barcelona sin saber lo que es levantar un título. Después de un 2016, 2017 y 2018 en el que el balear coleccionó el entorchado en Montecarlo, esta vez el torneo monegasco le ha sido esquivo y la derrota ante Fabio Fognini en semifinales le invita a abrir la lata de títulos en casa.

El Conde de Godó se presenta como el escenario perfecto para que Nadal empiece a contar triunfos esta temporada. Es hogar conocido -la pista central se llama Rafa Nadal- y aquí ha ganado en once ocasiones, las mismas que en Montecarlo y en Roland Garros.

La posibilidad de ser el primero en ganar doce veces un torneo se esfumó en el tercer Masters 1.000 de la temporada, primera prueba sobre tierra, pero renace en la ciudad condal, donde el cartel no desmerece para nada lo visto en el Principado.

Alexander Zverev, Dominic Thiem, Kei Nishikori y Pablo Carreño son algunos de los grandes nombres del torneo, al que también se apuntan los jóvenes Felix Auger-Aliassime, Denis Shapovalov y Stefanos Tsitsipas. No falta tampoco Fabio Fognini, el verdugo de Nadal y, a la postre, campeón en Montecarlo, que ya le venció en estas pistas en 2015.

Habiendo entrenado ya sobre la arcilla del Real Club Tenis de Barcelona, Nadal atendió a los medios de comunicación tras realizar un acto en el Palau de la Música. Incidió en que el partido ante Fognini fue uno de los peores que ha disputado sobre tierra y puso el objetivo en encontrarse a sí mismo. «Cómo llego al Godó... lo sabremos a partir del miércoles. De momento, estoy con la ilusión de jugar un torneo muy importante y que es parte de la historia de nuestro deporte y parte de mi historia personal», explicó el número dos del mundo a los medios desplazados a Barcelona. «Uno no puede pretender estar siempre perfecto y ganar catorce Montecarlos y catorce Godós porque las cosas no son así», agregó quien en esta gira de arcilla disputará, además, Roma, Madrid y, cómo no, Roland Garros.

Mayer, primer oponente

Nadal debutará este miércoles en el torneo barcelonés y ya conoce su rival. Será el argentino Leonardo Mayer, que se deshizo en primera ronda del rumano Marius Copil. El número 63 del mundo se ha enfrentado en cinco ocasiones al de Manacor y mantiene un balance negativo de cinco derrotas y ninguna victoria.

La última vez que Nadal le inclinó fue en el Abierto de Australia de 2018. Para ver la última vez que jugaron sobre tierra hay que remontarse a Roland Garros 2014. Ambos duelos se saldaron con victoria española en tres parciales.

De pasar el obstáculo de Mayer, el cuadro se complicaría y podría tocarle con Lucas Pouille o David Ferrer en octavos de final, y con Stefanos Tsitsipas en cuartos. Dominic Thiem aparece como el rival más probable en semifinales, mientras que para la final el abanico se abre a nombres como Zverev, el propio Fognini, Grigor Dimitrov, Nishikori o Daniil Medvedev, que fue semifinalista en Montecarlo.

Pese a la derrota en semifinales la semana pasada, no peligra el número dos de Nadal, ya que aventaja en algo más de 1.800 puntos a Zverev, número tres del mundo. Ni siquiera una temprana eliminación aquí haría temblar esa posición de privilegio, ya que en el mejor de los casos para el germano, podría salir a 1.400 puntos de distancia de Nadal.