Tenis

Tita Torró: «Me fui con lesiones. Me gustaría retirarme alegre»

Tita Torró, durante un entrenamiento. / lp
Tita Torró, durante un entrenamiento. / lp

«Pensé en mi salud mental y recuperarme», dice la alicantina, que reaparece para conquistar el Nacional Universitario

ALBERTO MARTÍNEZ

Vuelve a la carga. Tita Torró todavía no ha dicho su última palabra en el tenis. Sólo tiene 26 años, aunque se apartó de las pistas por las continuas lesiones. Le mermaron física y psicológicamente. La de Villena, quien llegó a ocupar el puesto 47 del ranking mundial, no podía más. Soltó la raqueta y comenzó a estudiar la carrera de Fisioterapia en Murcia, en la UCAM. Y hace dos semanas reapareció. Lo hizo en el Campeonato de España Universitario. Para nada defraudó, ya que se subió a lo más alto del podio. Pero avisa: sin prisa.

-¿Cómo se sintió al volver a competir y ganar?

-Después de un año sin competir, me sentí bien al volver a ganar. Era una sensación que echaba de menos y volver a tenerla da gusto. Las sensaciones fueron las mismas que cuando jugaba un torneo normal.

-¿Sus rivales se sorprendieron al verla en la pista?

-Sí. Algunas niñas me pedían fotos y tal. Pero me lo tomaba con gracia, porque veía que todavía me conocían. Y eso se agradece.

-¿Cómo se ha preparado?

-En enero no sentía molestias en mi rodilla y empecé poco a poco a entrenar, compaginándolo con los estudios y haciendo lo que podía. En las últimas semanas le he metido mucha más caña.

-¿Por qué se marchó a Murcia a estudiar?

-La UCAM nos da muchas facilidades a los deportistas para llevar las dos cosas y está cerca de mi casa. Yo siempre he estado viajando muchísimo y me apetecía estar cerca. Estoy en primero de Fisioterapia y me siento súper contenta.

-¿Su triunfo en el Universitario es un paso previo a la vuelta al tenis profesional?

-Lo de volver a la alta competición lo veo muy lejos. Prefiero ir haciendo cositas. Para mí ahora la prioridad son los estudios e ir poco a poco jugando cositas que me mantengan ahí. Quiero llevar las dos cosas, pero dándole mucha más importancia a los estudios.

-¿Entonces descarta regresar al circuito?

-No, no lo descarto. Pero primero le doy importancia a mi vida universitaria y poco a poco iré jugando. En mayo me voy a Alemania y luego también voy a jugar algún torneo nacional. Poco a poco. Quiero ver cómo me encuentro y cómo van mis lesiones. Es un proceso un poquito lento y quiero ver cómo me voy encontrando.

-¿Pero nota el gusanillo de la alta competición?

-Sí, sí. Yo soy muy competitiva. Me gusta ganar. Me fui de una manera no muy buena, con lesiones y no muy bien, y me gustaría poder retirarme disfrutando y terminando alegre con el tenis.

-¿Ha practicado otros deportes durante este tiempo?

-He hecho lo más sencillo, tener una vida normal. Estar con tu familia, tomar un café con una amiga... Cosas de la vida diaria. Eso me da mucha felicidad, hacer cosas de una vida normal. Y me gustan muchos otros deportes. Por ejemplo, estoy jugando al pádel.

-¿Cómo ha sido su calvario con las lesiones?

-Llevaba muchísimos años pasando de tener un ranking bueno a tener una lesión y volver atrás. Y así muchas veces consecutivas. Eso al final, en un deportistas de élite, acaba haciendo mella en su cabeza, le afecta psicológicamente. Al final era demasiado sufrimiento. Pensé en mi propia salud mental y recuperarme.

-¿Cuándo dijo basta?

-Fue hace un año y pico. Estaba en un torneo en Estados Unidos y sentí que había llegado a mi límite. La última lesión fue en la rodilla, en el tendón rotuliano. Llevaba jugando con dolor un año. Es muy difícil de aguantar. Necesitaba parar de forma urgente.

-¿Cuántas lesiones ha sufrido?

-He tenido muchas. Graves he tenido tendinitis en la rodilla izquierda, dos fisuras en la costilla y tendinitis en el rotuliano de la rodilla derecha. Y he tenido varias pequeñas, de dos o tres meses. En un deportista de alto rendimiento se nota demasiado al volver a arrancar.

-¿Afecta más en el aspecto físico o en el mental?

-En el mental. Las lesiones te acaban afectando mucho mentalmente. Si llevas una o dos no pasa nada, pero si a lo largo de tu carrera has pasado demasiadas... Cada vez que tienes una lesión pierdes la confianza en tu juego y cuesta mucho recuperar el nivel. Y siempre era ese proceso. Y cuando estás arriba y te va bien, te lesionas otra vez y vuelta atrás. Después de muchos altibajos, acabas perdiendo esa ilusión y esas ganas de seguir.

-Ocupó el puesto 47 del mundo en 2014. ¿Cómo lo recuerda?

-Cuando estás ahí, quieres más y no sabes disfrutar del momento. Eso fue lo que me pasó. Desde fuera, pienso que ese momento no lo he valorado como ahora si vuelvo.

-¿Es muy duro el tenis?

-Para mí es uno de los deportes más difíciles porque estás tú solo. Hay mucha soledad. Y al final eso acaba haciendo mella mentalmente.

-Hace dos semanas tuvo gran impacto el vídeo sobre la charla del entrenador Germán Puentes a la castellonense Sara Sorribes durante un partido. «¿Me pongo la faldita y juego yo? ¿Llamamos a tu papá?», llegó a decir. ¿Qué le parecen esas formas?

-Estoy totalmente en desacuerdo con esa acción. A mí también me han hablado así entrenadores. Esa es la forma más fácil de motivar a un deportista. Hay otras mil maneras de potenciar y sacar lo positivo de cada jugador.

-¿Es algo habitual?

-Por lo que veo, en el circuito femenino, sí.

-Dice que ha vivido situaciones parecidas.

-Me cogió más o menos con la misma edad que Sara, 22 años. Toda tu confianza está en esa persona. En ese momento, no piensas que esté haciéndolo mal, pero cuando pasen unos años, supongo que Sara se dará cuenta de que esa no es la manera correcta.

-¿Es un acto machista?

-En mi opinión, sí.

-¿En el masculino hay comportamientos así?

-En el masculino no pasa.

-¿Hay igualdad en el tenis?

-Se han igualado muchos premios económicos y es un paso importante, pero aún quedan cositas en torneos nacionales. Como poner a los chicos en pistas centrales y a las chicas al lado. Aún queda mucho trabajo, pero el tenis se va igualando. Está bastante avanzado.

Temas

Tenis