De la Vega madura en el trinquet

De la Vega, en acción durante la final del Trofeu Fundació José Luis López. / fun pival
De la Vega, en acción durante la final del Trofeu Fundació José Luis López. / fun pival

«Mi padre invirtió mucho tiempo en mí y le estoy muy agradecido», indica para señalar a quién debe su buen juego con la zurda pese a ser diestro «Con trabajo y horas de dedicación estoy en un momento muy dulce», reconoce

MARI CARMEN MONTES VALENCIA.

Enamora su técnica y elegancia, al igual que lo hace su solvencia con la mano izquierda, a pesar de ser diestro, para golpear la piel de la pilota de vaqueta o la pelota de tec con que se juega a frontón. Hace tiempo que De la Vega dejó de ser una promesa, convirtiéndose en una realidad de la pilota valenciana profesional y en este último tramo del 2018 ha crecido de manera exponencial como pilotari y madurado su estilo de juego en las diferentes modalidades que practica.

El deportista de Almussafes consiguió el 9 de septiembre alzar el galardón como campeón del XIII Trofeu Diputació de València de frontó junto a Carlos de Massalfassar. Hace ahora tres días que consiguió otro torneo, el Trofeu Mixt Fundació José Luis López. En esta ocasión lo hizo junto a Félix y Tomàs II, que con su experiencia ayudaron a desarrollar aún más si cabe el juego del joven escaleter.

«Con trabajo y horas de dedicación estoy en un momento muy dulce. Poco a poco voy haciendo mejores partidas y enfrentándome a primeras figuras y ganar el José Luis López supone un orgullo para mí», afirma el joven de veinte años que ha trasladado su residencia de Almussafes a la capital para proseguir con sus estudios de psicología en la Universitat de València.

El resto de Almussafes viene de ganar el José Luis López y el día 30 desafiará a Bueno en Vila-real

Por las mañanas va a sus clases de tercer año y por las tardes sigue preparándose en el gimnasio y en el trinquet para que su potencia y técnica sigan mejorando. Una técnica en la que ha tenido mucho que ver su padre. «De pequeño iba con él al frontón y jugábamos los dos con la izquierda porque con la derecha ya sabía. Si entrenas eso de pequeño, ahora recoges los frutos», asegura De la Vega. «Mi padre me ha dedicado muchas horas y le estoy muy agradecido. Es la persona que me ha apoyado siempre», comenta con un especial cariño.

Ahora echa la vista atrás y a pesar de su corta edad, reflexiona sobre su evolución y nota que cada día va a más. Esto aporta a Lluís De la Vega una seguridad extra para seguir progresando y poder llegar a estar entre los mejores, pero sabe que no necesita correr para llegar a conseguir su objetivo a marchas forzadas. «Soy muy joven y tengo carrera por delante si tengo suerte y las lesiones me respetan, así que voy a seguir trabajando», subraya.

El día 30 (11.30 horas) jugará en el trinquet Salvador Sagols de Vila-real un desafío mano a mano contra Bueno, quien realizó un magnífico papel en el Campionat Individual Bankia de este año. Una competición que gusta mucho a De la Vega. «Todos los pilotaris soñamos con este título», señala. De momento tiene especial ilusión en ganar ese desafío al jugador de Meliana: «Un desafío lo quieres ganar siempre porque es especial y tienes mucha gente detrás apoyándote».

El pasado sábado en la final que conquistó junto a Félix y Tomàs II volvió a brillar con luz propia y dejó claro que, de seguir por el mismo camino, tiene muchas posibilidades de consolidarse como un jugador que llegará a estar entre los imprescindibles de las competiciones oficiales del próximo año.

 

Fotos

Vídeos