Sergio deshace el nudo gordiano

Sergio, durante la partida de ayer. / funpival
Sergio, durante la partida de ayer. / funpival

La eliminación de Ian, Sanchis y Miravalles resuelve las semifinales en raspall (25-5)

M. RODRÍGUEZ VALENCIA.

Cuando Gordias fue proclamado rey de Frigia, ofrendó en agradecimiento a Zeus el carro con el que había cumplido la condición para ser monarca. Ató en él una lanza y un yugo con un nudo tan resistente que se dijo que quien lograse deshacerlo conquistaría toda Asia. Alejandro Magno resolvió el enigma cortándolo con la espada, afirmando que obtendría el mismo resultado armándose de maña y paciencia que con un golpe seco y efectivo. Sergio, Seve e Ibiza (sustituto del lesionado Ricardet) también abogaron por la vía rápida hacia las semifinales de la Lliga de raspall.

Ganaron (25-5) a Ian, Sanchis y Miravalles, deshaciendo el particular nudo gordiano en que se había convertido la competición. No se trataba de conquistar Asia, sino de mantenerse con vida en la principal competición profesional por equipos. Cuatro formaciones iban a seguir adelante en el torneo tras este fin de semana y una se iba a quedar por el camino, acompañando a la de Pablo, Canari y Raúl.

Una victoria de Ian, Sanchis y Miravalles habría desatado la tempestad y habría otorgado relevancia a cada quinze, con cinco formaciones con opciones de pasar hasta que hubiera acabado la partida de mañana en el trinquet de Oliva. Y el tanteo puede hablar de una partida sencilla para Sergio, Seve e Ibiza, pero lo cierto es que los rojos tuvieron sus opciones de victoria.

Sobre todo tras el 5-5 y con la ventaja de val i 15 con que se colocaron desde el resto. Pasar al dau con ventaja y con el potente saque de Ian habría sido un argumento convincente en busca de la victoria. Pero no. Los azules, en los que destacó la labor de Seve y donde Ibiza cumplió, sacaron adelante el parcial. Es más, el susto les espoleó y decantaron el choque a su favor.

Hasta el juego posterior al 20-5, donde los rojos volvieron a contar con una ventaja considerable para sumar. El val-net parecía alargar la partida, pero Sergio, Seve e Ibiza volvieron a remontar para establecer un tanteo definitivo en la competición y que quizás es demasiado cruel con Ian, Sanchis y Miravalles.

Como en escala i corda, las dos partidas que restan de esta primera fase de la Lliga de raspall tienen ya mucha menos trascendencia. Determinará las posiciones en las que los equipos pasarán a semifinales y, por lo tanto, el orden en el que elegirán sede donde disputar sus próximas partidas.

Los cuatro duelos que se jugarán entre hoy y mañana, por lo tanto, tienen la trascendencia que le quieran otorgar sus contendientes. Algunos pilotaris llevan ya días haciendo cábalas sobre los trinquets, más que a evitar, a elegir porque se les den menos bien a sus rivales.

En raspall, Moltó lo tiene en su mano para acabar la primera fase como líder, pues hoy se enfrenta al equipo ya eliminado de Pablo que, eso sí, la semana pasada venció a Marrahí y evitó que sellase su pase a semifinales. Las dos últimas partidas de escala i corda serán en Pelayo, sede de la final y del sorteo del lunes, que determinará los duelos de las semifinales de la Lliga.