La Selecció tiene futuro

El combinado sub-19 se proclama campeón de Europa | Los técnicos destacan la exhibición contra la potente Bélgica en la final de llargues (6-0) y la remontada en la femenina de one wall

MOISÉS RODRÍGUEZVALENCIA.

Cuatro oros y siete platas. Estos son los números que proclaman a la Selecció Valenciana campeona del Europeo de Jóvenes, que durante esta semana se ha disputado en Portugal. Las chicas han sumado dos oros (sub-15 y sub-19) y una plata (sub-17) en one wall, modalidad en que los chicos han logrado un primer puesto (sub-15) y dos segundos (sub-17 y sub-19). Ellos y ellas regresan a casa como subcampeones de juego internacional y pelota lusitana. Lo más prestigioso, sin duda, es el triunfo en la modalidad reina, las llargues.

«Sobre todo quiero destacar la fortaleza del grupo», destacaba ayer el seleccionador, Vicent Molines, algo que también resaltaba su colaboradora, Ana Belén Giner y aún jugadora en activo: «¿El Mundial del año que viene? Ahora no lo tengo en mente, porque tampoco depende de mi. Aquí hemos venido a otra cosa y se ha logrado. El ambiente ha sido fantástico, con todos implicados en cada partida. Los que no jugaban han animado como no se había visto nunca. Nos vamos muy satisfechos».

No es para menos. En la expedición hay, sobre todo, un regusto dulce por dos momentos de la competición: la final femenina de one wall sub-15 y la contundente victoria contra Bélgica en llargues, en una partida por el título donde el viento benefició a los valencianos, que se supieron adaptar mejor a ese condicionante.

En la final de one wall, Carmen de Castellón y Judith de Laguar -sustituida en el segundo set por Aina de Meliana- protagonizaron una emocionante remontada. Tras perder la primera manga, empataron en la segunda al adjudicársela por 15-14. «En el desempate ganaron 9-7 después de ir perdiendo por 4-2, y con la mayoría del público animando a las holandesas. Nuestros chicos y chicas se dejaron todo chillando, respaldando a las nuestras. Fue un momento muy bonito», incide Ana Belén Giner: «Mar y Victoria ganaron con solvencia, pero ellas ya llevan un tiempo yendo con la absoluta. Detrás vienen jugadoras que lo harán genial».

La otra gran gesta del campeonato fue el apabullante triunfo contra Bélgica. «Ellos traían un equipazo, con varias promesas de primer nivel. Tenían un jugador que cobra 40.000 euros», resalta Vicent Molines. Los valencianos, que se habían impuesto en el último parcial (6-5) en la partida de la fase de grupos, apabulló a los centroeuropeos gracias, en gran medida, al saque de Diego de Onda.

«Es un chico muy joven y lo hizo perfecto. Los rivales sólo podían pararla o la tiraban fuera. Fue determinante», comenta el seleccionador, que también destaca el papel de otros jóvenes que ya están destacando con sus clubes en las primeras categorías de las modalidades de ratlles: Toni Bou con Sella en llargues, o Joan de Orba en palma. «Luego hay otros que están despuntando en el trinquet como Salelles II (raspall) o Hilari (escala i corda) que se han adaptado muy bien. Hay gente con futuro. ¿Para ir a la absoluta? Eso ya ha de valorarlo Pigat II», concluye Molines.

Más