Sangre fría y disfrutar jugando

Los pilotaris, escogiendo el material (pelotas) de la final. / lp
Los pilotaris, escogiendo el material (pelotas) de la final. / lp

Castigar la diestra del de Benidorm y evitar los rebotes del de Vinalesa son las prioridades de los finalistas, así como controlar las emociones Pere Roc II elige a Oltra de feridor y Puchol II opta por comenzar en el dau

JOSÉ A. MONTEAGUDO VALENCIA.

En la modalidad de escala i corda no resulta tan decisivo comenzar en el dau como el mano a mano de raspall. «Son modalidades diferentes y nosotros tenemos más opciones de sumar en el resto», explicaba Puchol II. «Sí, pero cuando nos enfrentamos siempre me dices que comience en el resto. Y si hacemos iguales a 55 a mí me gustaría estar en el dau en el último juego», le bromeaba Pere Roc II.

Con este clima de concordia transcurrió ayer la presentación de la final del Individual, que se completará el próximo domingo en Pelayo. Los contendientes se conocen tanto que no les costó desvelar que el de Vinalesa fijará la diana en la diestra del zurdo de Benidorm mientras que este se centrará en evitar los 'caps' y rebotes de su rival.

Más interesantes estuvieron las confesiones de lo que no es evidente. Pere Roc II, por ejemplo, señaló que pagar la novatada de la final de la edición anterior le ha concedido la clasificación para la del domingo. «Si no fuera por los nervios que pasé en aquella final, probablemente no estaría hoy aquí. Gracias a esa experiencia he podido sacar algo dentro de mí para superar las partidas contra De la Vega y Bueno. En esa capacidad de saber gestionar esos momentos difíciles tiene mucho que ver el hecho de haber jugado la final del año pasado», señalaba.

Puchol II aseguraba que no afronta el duelo con aires de revancha -Pere Roc II le eliminó en cuartos hace un año-, «pero había algo dentro de mí que me decía que iba a jugar la final contra Pere Roc II». O sea, que le estaba esperando, al menos en el subconsciente. En lo que sí incidieron ambos es en la importancia de saber controlar los impulsos. "En una final del mano a mano la presión y el ambiente puede influir. Hay que tener sangre fría. Me he preparado mentalmente para afrontar todas las situaciones", apuntaba Puchol II. Y qué mejor manera para controlar la situación que "disfrutar jugando. El año pasado padecí la final. Ahora tengo una seguridad que no tenía", añadía Pere Roc II.

Tras las declaraciones se procedió a la elección de material. Entre las opciones de los artesanos Álvarez de Carcaixent y Carlos de Riola, ambos optaron por pelotas del primero. A continuación tuvo lugar la 'reballada', que ganó Pere Roc II. Aquí se demostró que comenzar en el dau no es la prioridad ya que el de Benidorm prefirió escoger saque: a Oltra. Por tanto, Miguelín acompañará a Puchol II. Al de Vinalesa le tocó elegir cancha: pegará primero. Desde el dau.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos