El punto final de Adrián de Museros

Adrián se dispone a golpear la bola con la mano derecha. / funpival
Adrián se dispone a golpear la bola con la mano derecha. / funpival

El de l'Horta Nord tratará de conseguir el único título que se le resiste en esta modalidad. La final se jugará en el José Ventura de Almussafes | El sábado pugnará con De la Vega por el Diputació de frontón

MARI CARMEN MONTESVALENCIA.

Se cierra una nueva edición del Trofeu Diputació de València de frontón y también una etapa en la carrera deportiva de Adrián de Museros. El punter de l'Horta Nord disputará el próximo sábado la final del campeonato por excelencia en la modalidad de las tres paredes. Lo hará junto a De la Vega y tendrán a la contra a Pere Roc II y Alejandro de Paterna. Nadie sabe cómo terminará el encuentro, lo que sí se sabe es que será la última vez que Adrián participe en esta competición. «Supone una gran presión y mucho sacrificio y hay gente joven que puede estar ahí. Está más que decidido que esta será la última partida del Diputació que juegue. Lo haré con muchas ganas e ilusión y a ver si tenemos suerte y podemos poner la guinda a mi carrera deportiva ganando este título», explica el pilotari.

Ya se vieron las orejas al lobo sobre esa posible retirada cuando el año pasado disputó la final del mismo trofeo, con Genovés II como compañero. Por aquel entonces comentó que por la edad, podría ser la última vez que participara, pero su nivel de juego hizo que se volviera a contar con él este año. «Estoy muy contento por haber podido participar en este campeonato, en el que han hecho cuatro equipos muy fuertes, con los cuatro mejor restos, que son los que hoy en día marcan la diferencia». Una recompensa al esfuerzo necesario para poder estar al pie del cañón.

En la final de 2018 cayó derrotado por la excelencia del juego de De la Vega y Carlos de Massalfassar. Sus verdugos cerraron un marcador de 41-15, pero ahora se ha aliado con el resto de Almussafes para recorrer el camino hasta el encuentro que resolverá el título. «A Lluís (De la Vega) lo he seguido mucho, lo he visto crecer y evolucionar. Ese chiquillo es un manual, lo han parido para jugar a pilota. Para mí ha sido siempre un referente Enric Sarasol, que lo hacía más fácil que nadie. Ahora tenemos aquí a De la Vega, que con 21 años hace lo que quiere de la pelota. Es un fuera de serie», reconoce el punter.

No esconde, en absoluto, la admiración que siente por su compañero, así como la ilusión que le hace jugar con él. «Lluís lo tiene todo. Es diestro pero tiene una izquierda muy poderosa. Él viene del frontón y su forma de jugar hace que te caiga la baba cuando lo ves. La serenidad que tiene con su edad es inexplicable». Además, la buena amistad que los une es fundamental para ayudarse el uno al otro cuando tienen en la mano la pelota de tec. «Nos compenetramos mucho y nos aconsejamos. Tratamos de transmitirnos tranquilidad y el buen rollo que debe haber en un equipo durante las partidas».

Un año más, las paredes azules del frontón José Ventura de Almussafes acogerán la partida decisiva de este campeonato. «Es muy buen frontón, aunque no es de los que más me gustan porque nunca gano ahí», bromea el jugador de Museros. «Es una cancha muy rápida y trataré de hacer todo lo que pueda. Lluís lo tiene muy tocado y si estamos bien, que no se encanten los rivales. Aunque ellos son los favoritos, les podemos dar un susto», asegura.

Y esa condición de favoritos la ha otorgado el propio Adrián. «Cuando vi los equipos dije que ellos serían los campeones. Pere Roc II es un grandísimo jugador, un zurdo que pega muy fuerte y marea mucho al contrario. Y Alejandro para mí es el mejor hoy en día jugando delante. Creo que marca la diferencia porque tiene un brazo impresionante para jugar a volea y es muy técnico y con mucha potencia. Son una pareja explosiva».

Pero a pesar del gran nivel de los adversarios, la tenacidad y ganas de Adrián serán una buena herramienta para plantarles cara el sábado e intentar cerrar una etapa como campeón del único título de frontón que no ha conseguido.