Puchol II acaba con la maldición de Vilamarxant

Puchol II, durante la partida de ayer. / Funpival
Puchol II, durante la partida de ayer. / Funpival

La pareja doblega a Soro III y Salva en una gran partida marcada por la exhibición de los dos restos y ya espera rival por el título El de Vinalesa y Carlos, finalistas de la Copa (60-45)

M. RODRÍGUEZ VALENCIA.

A Puchol II y a su entorno les producía jaqueca ir a Vilamarxant a disputar una partida decisiva. Se puede matizar para magnificarlo o restarle dramatismo, pero la sensación era de cierto desasosiego. Razones, desde luego, no les faltaban. Allí ha visto el de Vinalesa cómo estallaban en mil añicos sus opciones en el último Individual y en la reciente Lliga. La catedral del Turia se había convertido en su particular averno. En eso y en un reto que asumió desde que el lunes salió victorioso de otra batalla, la que junto a Carlos libró contra De la Vega y Jesús en el trinquet de La Pobla de Vallbona.

Agustín Larre no celebró el triunfo. Pocos instantes después de acabar la partida, habló con Peluco, trinqueter de Vilamarxant, para preguntarle cuándo podían entrenar en la instalación. Estaba diseñando la preparación en la cancha maldita. Y a tenor de lo que se vio ayer, han aprovechado el tiempo.

El actual campeón de Copa completó una partida superlativa. Como Soro III. La primera semifinal del torneo de escala i corda tenía un enorme cartel por haber congregado a dos de las grandes figuras de la modalidad. Un duelo entre dos pilotaris con estilos antagónicos y cuyos enfrentamientos, siempre cargados de épica, se resuelven por pequeños detalles.

Soro III, que tiene fama de tractor porque suele ir de menos a mucho más, salió ayer como un bólido. Sabía que si despertaba los demonios de Puchol II en su particular infierno tendría mucho ganado. Vilamarxant ha sido últimamente para el de Vinalesa algo así como la manzana para Blancanieves o la aguja para La Bella Durmiente. Lo ha hechizado, sumiéndole en letargos letales.

Empezó perdiendo (25-15), pero Puchol II fue mucho Puchol II. Reaccionó de inmediato y ofreció su mejor nivel, sin conceder apenas huecos donde cerrar el quinze. Y Soro III a lo suyo. Un duelo de titanes. Fue una partida de restos. Tanto Salva como Carlos completaron una actuación discreta. El de Genovés se entonó en el tramo final de la partida y quizás ahí estuvo uno de los pequeños detalles que permitieron el 60-45 a favor de la pareja azul.

Puchol II y Carlos ya esperan rivales por el título que se dilucidará el 15 de julio en Guadassuar. La otra semifinal se disputará el martes en el trinquet de Massamagrell. Estarán los restos que iniciaron el Trofeu Tío Pena, pero con otros mitgers. Pere Roc II está disputando la Copa con Tomàs II, mientras el compañero de Genovés II en el torneo es Nacho.

En cuanto al raspall, la final de la Copa tendrá lugar el miércoles en Castelló de Rugat y ya está configurada: Moltó y Néstor se medirán a Mario y Brisca.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos