La primera radiografía de la pilota

Sergio, Seve y Ricardet celebran su victoria en la Lliga mientras el público de Bellreguard les aclama. / funpival
Sergio, Seve y Ricardet celebran su victoria en la Lliga mientras el público de Bellreguard les aclama. / funpival

La Càtedra analiza la actualidad de la vaqueta a través del 'Estudi Pilotaescòpic'

JOSÉ A. MONTEAGUDO VALENCIA.

En plena campaña electoral los estudios demoscópicos brotan como espárragos trigueros después de un día de intensa lluvia. En el deporte de los valencianos nunca se había dado un análisis de esta índole hasta que la Càtedra de la Pilota decidió realizarlo y, tras varios meses de trabajo, se acaban de exponer los resultados. «Es una primera investigación para saber dónde estamos y cómo poder proyectarnos hacia el futuro», explica Víctor Agulló, sociólogo y coordinador del proyecto que tiene por nombre 'Estudi Pilotaescòpic'.

Por el momento se han ejecutado dos de las tres fases de esta radiografía sobre la percepción y valoración de la pilota, una entre la población en general y otra entre los habituales del trinquet. Faltaría la correspondiente a los practicantes, tanto profesionales como aficionados, que llegará. Las conclusiones obtenidas son más que positivas. «Hay deportes que salen a diario por televisión y, pese a que la pilota no dispone de esa ventana, un 73% de los encuestados la consideran una seña de identidad, lo cual es muy relevante», comenta Vicent Añó, director de la Càtedra. «Pensábamos que los resultados serían peores y nos ha sorprendido mucho que la media de edad de los asistentes al trinquet sea ahora de 51 años», añade Agulló.

Para que los números sigan mejorando se considera fundamental fomentar el conocimiento y la práctica entre los más jóvenes. «Actuaciones como el programa Pilota a l'Escola favorecen que haya renovación entre los practicantes y el público», señala Sebastià Giner, coordinador de pilota de la Generalitat. Y para que la transmisión sea la adecuada, igual de importante se supone la preparación de los docentes. Un buen número de universidades ya incluye en su temario la asignatura de pilota valenciana «y la idea es llegar a toda la infraestructura formativa», dice Giner.

Genovés arrasa como el más conocido y Puchol II y Moltó son las figuras más valoradas de la actualidad

Los resultados. En el estudio realizado entre la población en general, el dato más significativo entre los 670 encuestados es que para tres de cada cuatro, la pilota es un símbolo de identidad de los valencianos. Ahora bien, solamente un 8% asegura tener un conocimiento muy alto de este deporte frente al 32% del fútbol o el 19% del baloncesto. La cifra del conocimiento medio es más generosa ya que se eleva a casi el 22%.

Quienes están más puestos en pilota son los mayores de 65 años y los niveles más bajos corresponden a los menores de 35. Todo lo contrario sucede con los que la practican o lo han hecho. A menor edad, más practicantes. La manera más habitual para iniciarse es el colegio o instituto, seguido muy de cerca por las amistades. Tener algún familiar que juega también influye. En cuanto a los pilotaris más conocidos, El Genovés arrasa y le siguen muy de lejos Sarasol I, Genovés II, Álvaro, El Rovellet y Eusebio.

En cuanto al trabajo realizado a pie de cancha con 473 encuestas, el perfil del aficionado-tipo es el de un varón (85%) de 51 años, casado (51%) que acude al trinquet con los amigos o para encontrarse con ellos. La lengua materna predominante es el valenciano, casi la mitad tiene trabajo y un tercio son jubilados. La mitad de los asistentes no tiene preparación académica o ha cursado estudios primarios y un 22% son universitarios. Y sobre todo se trata de un público fiel ya que el 71% presencia partidas al menos una vez por semana. Muchos de ellos, por cierto, demandan la posibilidad de adquirir un abono anual. Puchol II, Genovés II y Soro III son los pilotaris preferidos en escala i corda, Moltó, Ian y Brisca en raspall mientras que las figuras femeninas con más tirón son Mar de Bicorp, Ana Puertes y Victoria.