Los pretendientes del Fris Grec

Los pretendientes del Fris Grec

El Individual de raspall celebra esta semana los enfrentamientos de semifinales | Marrahí jugará contra Ian el viernes en El Genovés y el vigente campeón, Moltó, prosigue la defensa del título el domingo frente a Iván

MARI CARMEN MONTES

valencia. El Individual de raspall encara ya las semifinales. Con la ilusión a máximo nivel, son cuatro los jóvenes aspirantes a alzarse con el cetro que les permita vestir de rojo hasta la próxima edición.

El benjamín de este año llega desde Ontinyent. Iván se apuntó a pilota cuando vio en la serie que seguían sus padres, 'L'Alqueria Blanca', que uno de los protagonistas también jugaba. Ahora, con tan solo 17 años está entre los cuatro mejores de la modalidad. «El año pasado fue el primero que disputé el Individual y me quedé en octavos. Para mí supone una suerte haber llegado hasta aquí», explica el resto. Jugará el domingo en Bellreguad contra su referente, Moltó: «Será una partida muy dura contra el número uno, pero, aunque sería cumplir un sueño, no me machaco en ir a ganar. Pienso en disfrutar de la experiencia, que no todos tienen la oportunidad de hacerlo».

Su rival ha madurado en todos los aspectos, disfrutando cada vez más. «A día de hoy dejo a un lado la presión de ser el favorito. Salgo al trinquet centrado y cuando estoy jugando me vienen imágenes a la cabeza haciendo la jugada perfecta. Estoy muy tranquilo», afirma el vigente campeón. El pilotari de Barxeta no esconde sus ansias por saltar a la cancha a disputar la partida que le podría dar el acceso a su quinta final consecutiva. «Me gusta mucho el mano a mano. Este año no he tenido que esperar tanto tiempo para jugarlo (debido al cambio de fecha de la competición). Ojalá la siguiente edición fuese el mes que viene», bromea. Respecto a su adversario, muestra un total respeto. «Iván ha eliminado a compañeros fuertes y cuando se llega a estas alturas de la competición, no hay nada fácil».

«Dejo de lado la presión de ser el favorito. Salgo al trinquet centrado», afirma el número uno, Moltó

En la otra parte del cuadro están Ian y Marrahí, que medirán sus fuerzas el viernes en El Genovés. El de Senyera se ha rehecho de un inicio de campeonato peligroso: «La primera partida, contra Vercher, tuve suerte porque estuve a un quinze de quedarme fuera. En la segunda, contra Pablo, ya me encontré mucho mejor. Ahora tengo buenas sensaciones». Al campeón de 2017 le pasa por la mente el choque de semifinales de 2018, misma cancha y rival que en la presente edición, Marrahí. «Si no pasa nada, será una partida igualada. Estoy más tranquilo que el año pasado», comenta Ian. Para él, ganar de nuevo el título sería un hito muy importante. «En 2017 no tenía nada que perder, pero el año pasado tenía la presión encima», reconoce. Ahora pasar a la final ya supondría un gran premio.

Eso sí, para lograrlo tendrá que tumbar a Marrahí. «Me encuentro muy bien físicamente y con mucha ilusión de conseguir el billete para la final. Yo juego todas las partidas con la máxima ilusión y cuando se trata de las competiciones más importantes, aún más», indica. Ha notado la bajada de peso de las pelotas. «No he jugado tan cómodo porque aún no le había cogido el punto», precisa. Eso sí, nada que no pueda solucionar con los entrenamientos.