La potencia catapulta a Ian hacia las semifinales (25-5)

Ian juega una pelota durante la partida de ayer. / funpival
Ian juega una pelota durante la partida de ayer. / funpival

M. C. MONTESXERACO.

El primer juego de la partida de cuartos del Individual de raspall entre Ian y Pablo, disputada ayer en Xeraco, fue un espejismo de lo que vendría después. Con el campeón de 2017 en el dau, se tardaron 18 minutos en subir el primer parcial en el electrónico.

Pablo se mostró muy valiente desde el resto, haciendo que su rival trabajara cada quinze de una manera inconmensurable. Los minutos transcurrían y eso se notaba en la intensidad y el acierto a la hora de ejecutar cada golpe. Dos veces tuvo en su mano Pablo dar el primer susto de la partida sumando desde el resto. En cambio, fue su adversario quien lo hizo al primer val. Ian encadenó tres juegos sin dejar anotar ningún quinze a Pablo, que veía cómo se le escapaba la oportunidad de seguir adelante. Sí supo leer muy bien las jugadas a Ian en el juego que le permitió estrenar el marcador (20-5), pero ya era demasiado tarde.

Ian tendrá que esperar hasta mañana para conocer a su próximo rival, Ximo o Marrahí. En caso de ser este último, reeditarían la semifinal de la pasada edición en idéntico trinquet, El Genovés.