La pilota seduce a los grandes clubes

La Fundació planea un torneo con los tres equipos de fútbol y el Valencia BasketCon el Levante y el Villarreal convencidos, los esfuerzos se centran ahora en alcanzar el acuerdo con la entidad blanquinegra y la taronja

MOISÉS RODRÍGUEZ VALENCIA.

Los diferentes responsables que han gestionado en los últimos tiempos la vaqueta profesional han trabajado en un pacto que, de cumplirse, podría ser muy jugoso para el deporte autóctono: involucrar a los grandes clubes de la Comunitat. Que los pilotaris compitan con las camisetas de los principales equipos de fútbol y baloncesto (en este caso el Valencia Basket) supondría un importante altavoz. La Fundació ha intensificado los contactos en las últimas semanas para que este anhelo sea una realidad en 2019.

Realmente, ya en el final de la etapa de Valnet se consiguió la entrada del Villarreal en la pilota. Fue a través de su vicepresidente, José Manuel Llaneza, aficionado a la pilota. El trofeo con el nombre del club, y en el que los pilotaris llevan la camiseta del conjunto amarillo, cumplió en 2018 su tercera edición.

La idea de la Fundació es ampliar este campeonato involucrando al resto de clubes. Así se ha planificado en el proyecto deportivo que se dará a conocer en los próximos días. Para ello se cuenta ya con el consenso del Levante, que puntualmente ha participado también en iniciativas relacionadas con la pilota por ejemplo, hubo un torneo entre los actos para conmemorar el centenario del club granota.

Ahora falta alcanzar el acuerdo con el Valencia y con el Valencia Basket. Desde la Fundació que gestiona la vaqueta profesional se ha contactado ya con ambos clubes. Se confía en alcanzar un acuerdo con la entidad taronja pero a día de hoy los hilvanes son más débiles con el conjunto de Mestalla.

Como baza a favor está la celebración del centenario del Valencia, cuyos actos centrales serán en marzo. Además, la Fundació ya ha logrado un pequeño guiño como es el hecho de que hoy se proyecte en el marcador de Mestalla, en los prolegómenos del partido contra el Valladolid, el cartel promocional de la Lliga Professional Bankia.

Precisamente este torneo la a los gestores de la Fundació un colchón de tiempo para acabar de diseñar la competición en que los pilotaris jueguen con las camisetas de los grandes clubes. La Lliga de raspall empezó ayer y hoy comienza la de escala i corda en Pelayo: se enfrentan Francés, Pere y Tomàs II a De la Vega, Félix y Nacho.

Esta es la principal competición por equipos en la vaqueta de élite y la Fundació ha querido darle ese empaque. Para ello, ha prolongado su duración y la Lliga concluirá en los dos primeros fines de semana de abril. Hay, por lo tanto, tiempo antes de que deba ponerse en marcha otro trofeo, en el caso de que el siguiente sea el que involucre a los grandes clubes.

Esta no es la primera ocasión que otros deportes buscan el respaldo del fútbol como modalidad reina en España. De hecho, la Liga tiene programas de respaldo a deportistas. Además, años atrás hubo un proyecto que podría compararse a este en el automovilismo: la idea era que cada monoplaza de la parrilla estuviese decorado con el escudo y colores de un equipo de Primera.