Pere Roc II se libra de la estocada de De la Vega

Pere Roc II golpea ayer en Massamagrell. / Funpival
Pere Roc II golpea ayer en Massamagrell. / Funpival

El joven de Almussafes cobra ventaja en el inicio de la partida y tiene en su mano la victoria pero falla en el último juego desde el dau (60-55)

M. RODRÍGUEZ VALENCIA.

Lluís De la Vega hizo una faena para salir por la puerta grande, pero falló con el estoque. El símil taurino es un traje a medida para resumir la partida que protagonizó el de Almussafes, criado y triunfador en el frontón a mano y con un futuro prometedor en el trinquet. Exhibió su virtuoso juego con las dos manos para poner contra las cuerdas a Pere Roc II. Pero el Individual, ese torneo vil y cruel contra los novatos, le tenía guardado un desenlace trágico. Cuando lo tenía todo a su favor en el dau, el lado desde el que se estaba sumando, le pudo la presión, dejó de seguir a rajatabla la receta del triunfo, y perdió.

Pere Roc II ya padeció la del novato en 2017. Tumbó a Puchol II en Vilamarxant y se plantó en la final contra Soro III. Ahí no jugó todo lo que tenía frente a un depredador del mano a mano que disputaba su octava partida por el título. Perdió.

El resto de Benidorm, sin embargo, aprendió la lección. Sabedor de la crueldad del torneo más mediático de la escala i corda profesional, ayer aguantó cuando todo se le puso en contra. Pere Roc II no está en plenitud. Entre el Europeo y la boda, todo ello salpimentado con una inoportuna lesión muscular, no ha realizado la preparación que tenía planificada. Le falta algo de potencia pero no valentía e intención. El esfuerzo y el pundonor no se negocia.

Ni siquiera ayer, cuando en el Tío Pena parecía volver a escribirse un thriller en este Individual de sobresaltos. Tras caer Soro III, su verdugo, Francés, perdió hace una semana en Massamagrell. Y ayer De la Vega rompió casi de inicio al finalista de 2017 desde el resto (25-15).

El chico hizo un partidón. Buscaba la derecha de Pere Roc II cuando hacía el dau y usaba su izquierda desde el resto. De la Vega juega con las dos manos y eso le convierte en un ganador potencial del Individual. Pero ayer le tocaba pagar la novatada. El de Almussafes no volvió a quebrar desde el resto y el duelo se decidió en el último parcial.

De la Vega estaba en ventaja, en el dau. Parecía que estaba a punto de escribir su gesta. Pero cuando blandió el estoque, le tembló el pulso. Concedió un halo de vida a Pere Roc II y este no le perdonó (60-55). El de Benidorm se enfrentará el domingo (17 horas) a Bueno por ser finalista por segundo año seguido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos