El Tío Pena ensalza a Pere

Pere. / lp
Pere. / lp

Su rival saldrá el viernes en Vila-real, a partir de las 23 horas, en la partida que enfrentará a Puchol II y Genovés II El mitger elimina del Individual a Francés, verdugo de Soro III, en el trinquet que impulsó su abuelo (60-45)

MOISÉS RODRÍGUEZ MASSAMAGRELL.

Cuando Baptiste Soro 'Pena' abrió en 1947 el trinquet de Massamagrell, no sospechaba que había forjado un verdugo de piedra. Los trinquets, como el Individual, tienen vida propia. Son crueles. Una pelota que rompa en la escala o que no se aloje en la galería es en ocasiones la frontera entre el éxito y el fracaso. Que se lo digan al aún actual campeón del mano a mano de escala i corda, Soro III. Y que se lo digan también a su ejecutor, Francés, que de favorito el miércoles pasado ha mutado en protagonista de la segunda gran sorpresa del campeonato más emblemático de la pilota profesional.

«¡Vamos!», resonó el grito imponente de Pere entre los muros del Trinquet Tío Pena. En la cancha que construyó el abuelo de Soro III y que ahora gestionan entre sus tíos y su padre, el mitger alicantino acababa de completar su propia gesta. Había ganado con todo merecimiento a Francés (60-45), el resto de Petrer a quien de forma unánime se cataloga como el heredero de Miguel y del que, por tanto, se esperan grandes cosas tras tumbar en Guadassuar al campeón. «Allí es donde más juego y Massamagrell, el que peor se me da», apuntaba el chico, visiblemente decepcionado.

Recibió un fuerte pelotazo en la muñeca en el segundo juego y a partir de ahí la partida se le fue derritiendo. Sufría para retener sus juegos de dau, condicionado también por el buen hacer del feridor Oltra. Lo que la semana pasada fue un cuento de hadas derivó en una película de terror para él.

Igualó la primera rotura de su dau (30-30) y la segunda (40-40) pero cuando cedió el juego de dau en que Pere llegó a 50 (50-45), la partida se acabó. Francés había desafiado al dolor de su mano, al runrún de que Massamagrell no le va bien y a un Pere cada vez más envalentonado. El mitger se vio con posibilidades de dar un paso adelante, avanzar hasta el 6, su hábitat natural, entrarle de volea y ejercer de verdugo de la familia Soro.

«¡Vamos!», estalló tras el último quinze, de nuevo al resto. Habrá dos mitgers en las semifinales del Individual, un torneo tradicionalmente de escaleters. Su rival saldrá del duelo del viernes (23 horas) en Vila-real entre Puchol II y Genovés II. Antes, en Sueca, se habrán medido otros dos medieros, Nacho y Bueno: el premio será alcanzar la penúltima ronda contra el ganador del Pere Roc II-De la Vega. Esta última batalla será de nuevo en la cancha impulsada por el Tío Pena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos