Pelayo cancela las visitas de colegios ante la falta de ayudas del Consell

El gerente del trinquet exige a Deportes 20.000 euros anuales o que costee los salarios para organizar los actos con centros educativos

MOISÉS RODRÍGUEZ VALENCIA.

Pelayo cierra el grifo. A partir de mañana, la catedral de la pilota dejará de abrir sus puertas a los alumnos de centros educativos de toda la Comunitat. Este tipo de actos divulgativos se vienen realizando desde que José Luis López adquirió la instalación a mediados de octubre de 2015. Sólo el año pasado, se han llevado a cabo 357 actividades, todas ellas costeadas por el gerente del céntrico trinquet. El empresario ha decidido dejar albergar este tipo de eventos ante la falta de ayudas por parte de la Generalitat.

José Luis López remitió a principio de mes una carta a las administraciones lamentando la falta de ayudas para sufragar estos actos divulgativos en los que participan centros educativos, escuelas y clubes de pilota o comisiones falleras. El empresario agradeció ayer la sensibilidad mostrada en su respuesta por Isabel García (diputada provincial de Deportes) y Maite Girau (concejala en Valencia), que han prometido una subvención de 20.000 euros para 2019. «El señor Sebastià Giner (coordinador de pilota de la Generalitat), en nombre de Josep Miquel Moya (director general), me comunicó que no recibiríamos ninguna cantidad de 2018, que para 2019 tampoco está prevista y que en 2020, veríamos», lamenta.

El propietario del trinquet de Pelayo cifra en 60.000 euros anuales los costes en personal para llevar a cabo estos actos divulgativos. «Creo que no estoy pidiendo nada del otro mundo. Estoy dispuesto a pagar la luz, el agua, la limpieza del trinquet, las pelotas de badana que repartimos... es más una cuestión de predisposición que de dinero. Me siento ninguneado», lamenta José Luis López: «Percibo una actitud prepotente por parte del director general. A principio de este curso enviaron una circular a los centros educativos, con el sello de la Generalitat, ofreciendo la visita a Pelayo, pero no aportan nada. Si no quieren dar la subvención, por lo menos que envíen ellos al personal necesario para llevar a cabo las actividades».

José Luis López, dispuesto a vender la instalación a la Generalitat por los dos millones que ha invertido «Seguiremos organizando partidas profesionales y lo que pidan la Diputación y el Ayuntamiento», afirma

Aclara que a partir de mañana Pelayo dejará de atender eventos con organizaciones dependientes de la institución autonómica, principalmente centros educativos. Pelayo sí estará a disposición de la Diputació, el Ayuntamiento y la Federació, si esta última «aporta algo, aunque sea simbólico». Así lo apunta José Luis López, que también especifica que seguirán en marcha las dos escuelas de pilota y las partidas de profesionales de jueves y sábado.

«Estamos trampeando con vecinos que han interpuesto denuncias por ruidos durante las visitas escolares, tratando de llegar a acuerdos con ellos, y sólo pido un gesto», reitera José Luis López. La primera turbulencia entre el empresario y la Dirección General de Deportes se produjo algo más de un año después de que el empresario comprase Pelayo.

La Generalitat consignó en sus presupuestos una cantidad para adquirir la cancha. Ambas partes habían acordado, según apunta José Luis López, que él alquilaría la instalación tras la marcha de Arturo Tuzón y la cedería a la administración. Pero al no llegar a un acuerdo para arrendar, finalmente se cerró en una venta del inmueble, por el que el empresario pagó 661.000 euros.

«Cuando la Generalitat quiso comprarlo, yo estaba ya de reformas y por eso lo rechacé en ese momento», asegura José Luis López, quien detalla que recientemente ha mostrado su disposición a Vicent Marzà, conseller de Deportes, a realizar la operación. Desde 2015, el empresario ha invertido en torno a dos millones de euros en Pelayo, entre su adquisición y las mejoras en la cancha y en el restaurante: «Dije que la licencia de actividad la pago yo y estoy dispuesto a aceptar el pago a plazos en hasta una década».

José Luis López desvela que recientemente ha rechazado una oferta de una empresa privada para adquirir el trinquet de Pelayo. Apunta que «por el momento» mantiene firme su intención de que en el futuro sea de titularidad pública.

Más

 

Fotos

Vídeos