Oliva homenajea a sus hijos predilectos Maians y Waldo

J. A. MONTEAGUDO

valencia. Como es costumbre por estas fechas, Oliva vuelve a honrar a uno de sus hijos más insignes, Gregori Maians. El prestigioso torneo que comienza esta tarde cumple 20 años. En esta edición, sin embargo, el erudito e ilustrado compartirá protagonismo con otro olívense que ha hecho historia, en su caso como el mejor pilotari profesional del raspall: Waldo.

Una vez escenificó su retirada oficial el pasado 13 de abril en un abarrotado trinquet de Piles quedaba pendiente el obligado homenaje, que naturalmente debía ser en su casa. El pilotari ya ha sido agasajado con otros reconocimientos como el que tuvo lugar hace un mes en El Puig. Pero este fue un detalle del mundillo del frontón, modalidad en la que también destacó como un zaguero seguro y poderoso.

En el raspall, con sus paisanos del Club de Pilota de Oliva al frente, se estaba buscando una fecha propicia para configurar un acto digno de la persona y de ahí que se haya decidido hacerlo coincidir con la jornada más importante del año en el trinquet de la Safor, la clausura del Trofeu Gregori Maians. Será el próximo martes después de la final de los aspirantes a figura y antes de la profesional. Se prevé otro lleno así como la presencia de multitud de pilotaris de varias épocas.

Por lo que respecta al trofeo, en realidad son dos paralelos. En la primera semifinal de hoy de los pilotaris promesas, Escoto y Feo se medirán a Iván e Ibiza. A continuación, turno para los primeros espadas con Marrahí y Brisca contra Sergio y Tonet IV. En la segunda semifinal, el viernes se producirá el gran duelo entre Ian y Moltó con Sanchis y Canari. Antes, Salelles II y Gabi jugarán contra Momblanch y Ricardet.

Fotos

Vídeos