El nuevo Moltó va a por el título

Moltó raspa una pelota durante su partida de octavos del Individual. / funPIVAL
Moltó raspa una pelota durante su partida de octavos del Individual. / funPIVAL

El jugador de Barxeta se proclamó campeón del Individual en 2015 y 2016, pero perdió el trono en la final de 2017 tras su derrota contra Ian La Llosa de Ranes será el escenario en que se enfrente a Seve en la semifinal

MARI CARMEN MONTES VALENCIA.

Habla y transmite la ilusión de quien tiene ganas de victoria, pero sobre todo la ilusión de un jugador que ha encontrado de nuevo la esencia del deporte que le hace despertarse cada mañana para seguir su rutina, cumplir con sus entrenamientos y sus horarios. De un deportista nato a quien su preparador tiene que decirle que pare, que los descansos también son importantes. Para él, el deporte es una pasión convertida casi en adicción. Pero ese sacrificio es el que hace grandes a quienes persiguen grandes metas y él sabe cuál es la suya.

Alfonso Moltó se clasificó para la semifinal del Individual de raspall, que le hará coger el coche el próximo sábado para recorrer los quince kilómetros que separan su casa en Barxeta de la sede de la partida contra Seve, La Llosa de Ranes. Atrás ha dejado a ese chico de la Costera que había dejado de disfrutar jugando a pilota. Al mismo tiempo que sintió que había perdido el tacto para acariciar la vaqueta y que estuvo a punto de darse por vencido y abandonar el mundo profesional.

Por suerte, y con mucho trabajo y mimo por parte de los suyos, la sonrisa ha vuelto a él. Juega, disfruta y hace vibrar a aquellos que van a sus partidas. El cuadro de enfrentamientos también ha sonreído a sus gustos, pues «prefería el trinquet de La Llosa porque por mi estilo de juego me resulta más cómodo que el del Genovés, que es más pequeño», comenta el pilotari.

«Prefería el trinquet de La Llosa, por mi estilo me resulta más cómodo que el de Genovés», afirma

Sigue con su preparación para el campeonato, y aunque baja la carga, no baja el ritmo. Ayer Canari -pilotari profesional y preparador de Moltó- dirigió su entrenamiento de activación en Xeresa. Mañana será Josep quien lo acompañe dentro del trinquet para seguir perfeccionando la técnica. Volverá de nuevo al trinquet veinticuatro horas antes de que dé comienzo la semifinal. Será el viernes, de nuevo junto a Canari. Todo milimetrado para dar el máximo de sí mismo en el trinquet en el que el año pasado perdió el cetro frente a Ian.

Pero esa partida no le pasa por la cabeza. Estoy tranquilo y disfrutando. El Moltó de ahora no tiene nada que ver con el Moltó de hace un año», asegura. Y esa tranquilidad le permite continuar con su rutina habitual. «Tengo que cumplir mis horarios, sigo con mis estudios y cuando tengo alguna hora libre la uso restaurando la moto», añade. Concretamente una Vespa, marca que le apasiona y a la que está dando preferencia sobre sus motos de trail y montaña que antes ocupaban su tiempo libre.

Ha dejado a un lado la presión que puede ejercer el público. «Los favoritismos existen pero tienes que dejarlos a un lado, jugar la partida y ganarla», explica. Frente a él tendrá el sábado a Seve, un jugador al que elogia: «Sabe jugar mucho con las dos manos. El Individual no es un campeonato de fuerza, es un campeonato de manual y has de saber jugarlo». Moltó es el motor de un coche a gasoil, que va cogiendo temperatura a medida que van pasando los juegos, y trabaja para mejorar este aspecto, pues en las partidas el rival no espera.

No se perderá la cita en el Genovés para ver la primera semifinal entre Ian i Marrahí, una partida que ve «muy igualada. Quien gane la reballada y empiece en el traure tiene media partida ganada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos