Moltó peleará por su cuarto título

Moltó arma el brazo para golpear la pelota desde el resto. / funpival
Moltó arma el brazo para golpear la pelota desde el resto. / funpival

El vigente campeón derrota a Iván (25-5) y se medirá a Marrahí en la gran final«Disfruto jugando, cambié la forma con la que afrontaba el Individual cuando lo perdí», admite el dominador del raspall

MARI CARMEN MONTESBELLREGUARD.

Muy probablemente Alfonso Moltó desearía enrollarse las manos para jugar esta misma tarde la final del Campionat Individual Bankia de raspall, pero tendrá que esperar al próximo domingo. El defensor del título consiguió ayer el pase a su quinta final consecutiva de la competición en torno a la cual estructura su año deportivo. Moltó ganó con contundencia a Iván 25-5, lo que le concedió el billete al último enfrentamiento de esta edición. A la contra tendrá a Marrahí, quien venció el pasado viernes a Ian (25-20).

La presión con la que los jugadores de Ontinyent y Barxeta afrontaban la partida era sustancialmente diferente. «Yo ya lo dije, que estoy muy contento de haber llegado hasta aquí. Me imaginaba el resultado pero me llevo una experiencia muy buena y el año que viene más», comentó Iván poco después de poner el punto final al choque. En cambio, al tres veces campeón le tocaba la parte más complicada, la de salir como favorito y con la exigencia de la victoria por su condición. Pero eso a Moltó dejó de preocuparle hace un tiempo. «Disfruto jugando, cambié mucho la manera con la que afrontaba el Individual hasta que lo perdí. Lo cogía con mucha presión y ahora no. Jugaría todos los días mano a mano porque me lo paso muy bien», aseguró el de la Costera.

La reballada sonrió a Iván, que escogió comenzar el enfrentamiento en el dau. Con semblante tranquilo consiguió ir poco a poco sumando quinces a su favor, siendo el último un saque directo. Pero el aspirante poco más pudo hacer a partir de ese momento. «Todos sabemos que está a otro nivel, es quien tiene la pelota más fuerte. Me ha pegado en el dedo, me dolía y luego ya no he sabido raspar tan a gusto, me hace quinces tontos, la tengo buena pero no termino», reconoció el pilotari de Ontinyent. Eso sí, se fue contento del trinquet y con la camiseta de su adversario como regalo. «Prefiero perder contra Moltó porque es una experiencia que me llevo al jugar contra él. Así puedo mejorar y a ver si puedo cogerlo».

«Me imaginaba el resultado y me llevo una experiencia muy buena», reconoce Iván tras la partida

Iván ha elegido bien a su referente, el propio Moltó, quien reconoce que guardan cierto parecido en la cancha. «Entrenando me fijo y digo 'yo juego así'. Me halaga mucho que la gente joven se fije en mí porque puede ser señal de que estoy haciendo bien las cosas». El domingo, en Oliva, tiene la oportunidad de conseguir su cuarto título ante Marrahí, que el sábado estuvo en Pelayo viendo la final de escala i corda.