Marrahí tumba al coloso

Marrahí se prepara para golpear desde el resto durante la partida de ayer. / Funpival
Marrahí se prepara para golpear desde el resto durante la partida de ayer. / Funpival

El resto de Villanueva de Castellón vence a Ian, actual campeón del Individual de raspall, y se mete en la final (25-10)

M. RODRÍGUEZVALENCIA.

Genovés es una montaña rusa convertida en trinquet. Una cancha no apta para partidas pausadas, sobre todo en el mano a mano. Idónea para jugar a tumba abierta, con el corazón y como si cada golpeo fuera el último. Le viene como anillo al dedo a Marrahí, que el año pasado ya estuvo a punto de liársela ahí a Moltó y que ayer tumbó al coloso Ian, actual campeón del mano a mano de raspall.

El joven gigante no ha comparecido en el torneo en el estado de plenitud del que sí gozaba en 2017. La lesión muscular de la Copa ha trastocado su preparación del verano hacia aquí. El chico, presente y futuro del raspall profesional, no pone excusas. Al contrario. Marrahí sí parece haber dejado atrás ese calvario. Viene flirteando con las rondas nobles de los grandes torneos y ya está en una final.

Quizás la que más le gusta. Tiene fecha y hora en el trinquet donde alcanzó la gloria en 2014. Allí conquistó el Individual y aspira a lograr dentro de una semana su segunda corona del mano a mano. Pero no es en Bellreguard, sino en Genovés, donde se siente como en casa. Hace un año ya tuvo contra las cuerdas a Moltó -tuvo que agarrarse al saque- y ayer asfixió a Ian.

El campeón empezó fuerte. Dispuesto a disipar cualquier duda. Pero Marrahí suturó la hemorragia y conservó su saque (10-5). No ganaría por empezar en el dau, a pesar de que los dos pilotaris defendieran esta ventaja en los tres primeros parciales (15-10). Al cuarto, sin embargo, el de Villanueva de Castellón rompió desde el resto y en cuanto tuvo val. En el siguiente juego, sentenció (25-10).

Ahora espera rival para Bellreguard, que conocerá hoy mismo. Saldrá de la otra semifinal, la que se disputará esta tarde en La Llosa de Ranes. Moltó, finalista en 2017 y que aspira a su tercer Individual, deberá tumbar a Seve. El joven mitger, de quien dicen que tiene un mano a mano si sigue su progresión, será un rival incómodo.

En escala i corda, la gota fría obligó a aplazar las dos partidas de cuartos programadas para ayer. Ambas se disputarán en la mañana de este domingo. En Sueca, se medirán Nacho y Bueno. En Vila-real, Puchol II y Genovés II jugarán por citarse con Pere en semifinales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos