Marc regresa donde despuntó

Marc, en un entrenamiento reciente en la cancha de Alfara. / lp
Marc, en un entrenamiento reciente en la cancha de Alfara. / lp

El de Montserrat reaparecerá el viernes 9 en Vilamarxant tras seis meses lesionado«En todo este tiempo se me ha pasado por la cabeza de todo. Voy a jugar una partida a la semana para ir cogiendo ritmo», comenta

MOISÉS RODRÍGUEZ VALENCIA.

«En todas las sesiones con los fisios, además han hecho de psicólogos». Marc Gimeno se confiesa. «En este tiempo se me ha pasado por la cabeza de todo. Desde dejarlo a operarme, y he echado mucho de menos la pilota», afirma el resto de Montserrat. Porque ha sido eso, el amor por la vaqueta, el empujón definitivo para seguir adelante. Hace ya más de seis meses desde que se enrolló las manos y vistió de blanco por última vez. Fue en la final del Trofeu Villarreal CF. Dentro de una semana volverá en el trinquet donde empezó todo.

Si, en Vilamarxant, en su cancha. Allí dio el salto definitivo Marc para convertirse en pilotari de élite. Sustituyó a Miguel, lesionado, en una partida de la Lliga de 2016 y completó una actuación sobresaliente. Aquello le hizo despegar hasta el punto de convertirse en uno de los cuatro restos más importantes de la escala i corda profesional.

Pero a principio de este año aparecieron unas molestias en el hombro que no fueron más que el prólogo de su particular calvario. Jugó con un dolor que apenas podía aguantar y apretó los dientes hasta el Trofeu Villarreal CF. A partir de ahí no pudo más. Los síntomas eran los de la denominada lesión slap, pero las pruebas no arrojaban un diagnóstico claro.

Pasar por el quirófano era, por lo tanto, una incógnita: podía superar la lesión o, directamente, someterse a una intervención para nada. Marc optó por seguir entrenando en la medida de sus posibilidades y, a la vez, inició una interminable ronda de consultas con especialistas. «Si vuelve a jugar, es por todo lo que se lo ha currado y por su amor a la pilota», afirma Agustín Larre, uno de los entrenadores en Pilota 3.0.

Porque el túnel de Marc Gimeno parece haber llegado a su fin. Si no hay cambios de última hora, será anunciado para la partida del próximo viernes en Vilamarxant. «Ya veremos si no es la del regreso y de la retirada», comenta con ironía el escaleter de Montserrat.

De momento, él no se hace ilusiones. Se toma la cita como una prueba. «Aún tengo alguna molestia, pero igual es que me he agarrotado. He mejorado bastante y hemos decidido ir jugando una partida a la semana para ir cogiendo ritmo», señala Marc, quien añade: «Lo que más me está costando es el rebote, pero imagino que será cuestión de tiempo».

En ese tiempo, el escaleter también deberá matizar su forma de jugar en el trinquet, donde siempre se ha destapado como un pilotari valiente que le gusta jugar al aire. «Igual tengo que entrar más por bajo y no atacar tanto siempre. Pero todo eso lo iré perfilando conforme ve vaya viendo en el trinquet», indica.

Lo que sí tiene claro Marc es que deberá ir paso a paso. Que este nuevo despegue en Vilamarxant, el trinquet donde empezó todo, no va a ser esta vez fulgurante. «¿Campeonatos? Ojalá, pero en estos momentos no pienso en eso. Debe volver a jugar partidas para ir recuperando sensaciones y a ver si remiten del todo las molestias», zanja el pilotari de Montserrat.

 

Fotos

Vídeos