Una Lliga de músculo

Pere, durante la partida de ayer en el trinquet de Bellreguard. / funpival
Pere, durante la partida de ayer en el trinquet de Bellreguard. / funpival

Ganan a De la Vega, Félix y Nacho (60-35) mientras en raspall el trío de Montaner casi apuntilla al de Pablo al vencer por 25-5 La potencia de Pere y Tomàs II da vida al equipo de Francés

MOISÉS RODRÍGUEZ

Con cuatro jornadas por disputar, la Lliga de escala i corda va encaminada a un desenlace electrizante en su primera fase. Los seis equipos tienen opciones de meterse en semifinales y sólo el de Puchol II, Raúl (con Salva como sustituto ya en tres jornadas) y Bueno cuenta con una renta que parece situarle ya entre los cuatro mejores. Está siendo una competición de músculo, en la que nadie cede y un buen ejemplo se dio ayer sobre las losas del trinquet Bellreguard.

Francés, Pere y Tomàs II, que parecían tener la soga ajustada al cuello hace siete días, renacen después de la exhibición de fuerza de los dos delanteros del equipo. Ambos pilotaris comparten características: son capaces de enviar auténticos proyectiles el día en que están bien, pero en ocasiones se muestran irregulares. Ayer no fue el día. Es más, hicieron una partida perfecta, superando a Félix e impidiendo que Nacho entrase en juego. De la Vega devolvió mucha pelota, pero el trío azul no tuvo quinze y lo pagó con una derrota inapelable (60-35).

Esos dos puntos colocan al trío de Francés con cinco, a sólo una victoria del último puesto en semifinales, el que regenta tras esta jornada el equipo de Genovés II. Incluso el se Soro III, con cuatro, tiene opciones: el domingo, en Massamagrell, estas dos últimas formaciones se enfrentan en un duelo decisivo.

Erika, Aina, Aida y Amparo, las triunfadoras de las finales de tecnificación de raspall femenino

Puchol II y Bueno, compañeros de equipo -y de grupo de entrenamiento- parecen fuera de ese desenlace electrizante. Ayer participaron en una partida especial, que sirvió para inaugurar el trinquet de Alfara de Patriarca. De dimensiones reducidas (50 metro de longitud), la cancha ha sido concebida para que el club de la localidad -y otros de la Mancomunitat del Carraixet- fomenten la base. En la jornada de ayer, Puchol II y Pepet ganaron a Marc y Bueno (60-45).

En raspall, la suerte parece echada para Pablo, Canari y Raúl, después de que volvieran a perder, esta vez contra Montaner, Brisca y Gabi (25-5), esta vez en Xàbia. Cuentan sus comparecencias por derrotas y suman un sólo punto. Están ya a dos partidas y media del puesto de semifinales con cuatro por disputar, por lo que la próxima semana su eliminación puede ser matemática. Las otras cinco formaciones tienen todas las opciones de meterse en semifinales, con la de Moltó, Josep y Lorja acariciando ya uno de los cuatro puestos de la siguiente ronda.

También en raspall, ayer se dio en Alcàsser una nueva fiesta de la pilota femenina con las finales de tecnificación. En la sub-18, Erika de Alquería de Asnar y Aina de Meliana se impusieron a Irene de Borbotó y Miranda de Oliva 25-5. En la categoría sub 23, Aida de Alcàntera-Càrcer y Amparo de Borbotó vencieron a Victoria de Rafelbunyol y Fanni de El Verger por un contundente 25-0. En la jornada destacó Aida, que se consolida como una de las perlas del raspall femenino.

Además, en Pelayo se disputó la final del Trofeu Fallera Mayor, en el que compiten las comisiones de la ciudad. Ganó Mercado de Castilla a Camí Nou de Picanya (50-20). Por primera vez en 28 años no acudió la fallera mayor y su corte de honor.