Golpe de muñeca en el trinquet

José Salvador, a punto de golpear en la final de Lliga 2. / funpival
José Salvador, a punto de golpear en la final de Lliga 2. / funpival

Los jugadores y sus preparadores podrán saber el número de golpes, la intensidad y grabar lances del juego a través de un móvil La Federació desarrolla una pulsera que recoge datos durante las partidas

MOISÉS RODRÍGUEZ VALENCIA.

La tecnología está cada vez más implantada en el deporte y la pilota, si quiere evolucionar, no puede quedarse atrás. Desde hace algún tiempo, no se concibe que un jugador que quiera estar entre los mejores de las competiciones de élite vaya al trinquet sin entrenarse o que lo haga sin seguir el plan de un preparador. En el universo de la vaqueta se está dando una vuelta de tuerca más, la de trabajar usando los datos como guía.

Y en ese sentido es donde entra en juego la tecnología, aunque faltan utensilios y software específicos para la pilota. En la Federació se han puesto manos a la obra y está a punto de cristalizar una pulsera inteligente que aportará datos de tipos de golpeo e intensidades de los jugadores durante una partida o en un entrenamiento.

En concreto, habrá una aplicación, en principio disponible para dispositivos con sistema operativo Android. La pulsera cuantificará los golpes por debajo y por encima del hombro que el pilotari realice a lo largo de la sesión. Además, medirá la velocidad del brazo del deportista en cada impacto.

También se podrán medir los golpeos que se realicen con un giro del tronco, como pueden ser los rebotes o incluso el dau en escala i corda. La pulsera ha sido desarrollada por la empresa Pikku Sports y tendrá un precio asequible, de en torno a 70 euros. Este utensilio registrará datos de la extremidad en que la lleve el deportista. Por ello, si quiere información de los dos brazos deberá usar una en cada muñeca.

Hay otra posibilidad, también útil para los preparadores a la hora de mejorar la biomecánica de uno de los golpeos: identificar si en el momento del impacto del brazo con la vaqueta, esta extremidad del pilotari está por delante de la pierna. Para ello, sería necesario que el jugador llevase también una pulsera en cada tobillo de referencia.

Estas pulseras ya se vienen utilizando de un tiempo para acá en deportes con biomecánicas similares a las de la pilota, tales como el tenis de mesa, el tenis o el pádel. También se usa en otros con cierto parecido, caso del balonmano. Al final se trata de una tecnología que ya está desarrollada y se tienen que precisar algunos aspectos específicos para configurar la app de pilota.

Este trabajo se está llevando a cabo por parte de los responsables del programa de tecnificación Cespiva, los pilotaris Álvaro, Moro y Fageca. Una vez el jugador complete una sesión, los datos quedarán registrados en la aplicación que el usuario se habrá descargado en el móvil.

La pulsera ofrece otra utilidad, ya que sirve prácticamente como mando a distancia. Se puede sincronizar con el teléfono y emplear la cámara de este para grabar partes del entrenamiento o de la partida. Desde la escala, el preparador puede indicar al dispositivo que guarde en la memoria del teléfono una secuencia que acaba de producirse. El avance es que el deportista y su entrenador contarán con una serie de secuencias sin necesidad de invertir tiempo en visionar toda la partida.