UN CAFÉ EN PELAYO CON...

Francisco José Mora: «La Politècnica impulsó un trinquet porque es algo único en el mundo»

Francisco José Mora, junto a la cuerda del trinquet de Pelayo. / irene marsilla
¿Qué se pide en el bar?
Un café cortado
Llega pronto al trinquet y lo toma antes de la entrevista. Le gusta el café tal cual, sin añadirle azúcar.
Francisco José Mora, junto a la cuerda del trinquet de Pelayo. / irene marsilla ¿Qué se pide en el bar? Un café cortado Llega pronto al trinquet y lo toma antes de la entrevista. Le gusta el café tal cual, sin añadirle azúcar.

«Muchas de nuestras visitas institucionales se quedan impresionadas. Como con Pelayo. No te esperas algo así en el centro de la ciudad» | «Nos interesa que los universitarios conozcan la pilota como parte de nuestra cultura», asegura el rector de la Universitat Politècnica de València

MOISÉS RODRÍGUEZ

Francisco José Mora estudió Ingeniería en Telecomunicaciones en la Politécnica de Cataluña a mediados de los 80. «Entonces esa titulación no se impartía aquí», precisa. Ha hecho deporte desde siempre y destaca sus valores: «Hay estudios que desprenden que la gente que realiza actividad física entre los 15 y los 25 años suele tener una vida personal y profesional más exitosa. Aporta un enriquecimiento interno, te da valores que no se pueden aprender en los libros», afirma. El rector de la institución que gestiona el segundo trinquet más grande de la ciudad habla como un enamorado de la pilota: «Tiene un componente hereditario, algo de nuestros antepasados que debemos luchar por conservar».

Nacido en Elche, se afincó en Valencia por el servicio militar. «Yo había estado de erasmus en Tolouse e iba a trabajar allí, pero conocí Valencia y la Politècnica y quedé encantado», indica. Lo mismo que le sucedió cuando un compañero le propuso acudir un sábado a la partida de Pelayo. «No entendía nada. Me lo tuvieron que explicar, pero fue impresionante. Para mí, que estaba acostumbrado al baloncesto o al tenis, deportes con las reglas claras y un terreno de juego muy acotado, me pareció algo muy extraño. Yo aconsejo que quien vaya por primera vez a la pilota lo haga acompañado por alguien que le introduzca», señala Francisco J. Mora.

Su trayectoria
Titulación
Ingeniero en Telecomunicaciones.
Ginebra
Donde hizo el doctorado. Llegó a Valencia en 1991.
Deporte
Ha jugado a fútbol y le gustan otros como senderismo o pádel. Ahora se inicia en el golf.
Deporte en la Politècnica
Más de un tercio
Unos 12.000 de los 34.000 integrantes de la institución hacen deporte.
En 2003
Fue cuando se impulsó la construcción del trinquet.

Pero en ese sentido, defiende que la pilota ha de difundirse. Y lo hace al hablar precisamente del trinquet de la Universitat Politècnica de València, impulsado en el inicio del siglo XXI. «Fue en una época en la que se realizó una importante mejora de nuestras instalaciones deportivas. Fue acertado al tratarse de algo muy de aquí. Sirve para la práctica deportiva, pero también para difundir nuestra cultura. Se hacen seminarios», destaca Mora: «Muchas visitas institucionales se quedan sorprendidas. Es como el de Pelayo. No te esperas encontrar algo así en el centro de la ciudad».

La cancha universitaria tiene como singularidad contar con cristal en la escala y está acompañado por dos frontones, que complementan un recinto dedicado a la pilota. «La Politècnica tiene unas instalaciones deportivas muy completas pero la mayoría, como por ejemplo un gimnasio, las puedes encontrar en otros lugares. Esto no. Se impulsó un trinquet porque esto no lo vas a encontrar en otras partes del mundo. Muchos estudiantes y personal de la universidad lo utilizan», señala. Paco Cabanes 'Genovés' colaboró en el diseño de una infraestructura que lleva su nombre.

En el trinquet de la Politècnica no se disputan partidas profesionales, según explica el rector, porque por estatutos la institución no admite las apuestas. «No permitimos otros juegos con cantidades económicas de por medio. Quienes no entienden la idiosincrasia de la pilota tampoco comprenderían que aquí sí se permitiera», señala Francisco José Mora, quien subraya: «De todas formas, a nosotros nos interesa que lo utilice la comunidad universitaria. Que jueguen a pilota. Nos interesa que la conozcan como parte de nuestra cultura».

La vaqueta y las titulaciones técnicas están más cerca de lo que parece. «El deporte es cada vez más técnico. Se vale, por ejemplo de la biomecánica o de la ingeniería electrónica para captar datos de los movimientos», argumenta. De la Politècnica depende el Instituto de Biomecánica. «Ellos sí que han hecho estudios en el trinquet porque investigan cómo minimizar el riesgo de lesiones. Algunos deportistas han acudido a ellos para el tratamiento de dolencias», desliza.

Incide una y otra vez en que la pilota es una actividad a preservar y deja una reflexión parecida a la que otros protagonistas de este foro ya han realizado: «Hay jugadores que tienen un reconocimiento casi a nivel mundial y aquí no se les valora como merecen».

 

Fotos

Vídeos