Francés y Pere tomarán Bellreguard

Francés y Pere realizan ayer la elección de material en el trinquet de Bellreguard. / funpival
Francés y Pere realizan ayer la elección de material en el trinquet de Bellreguard. / funpival

El buen nivel mostrado por ambos durante el Individual de escala i corda ha motivado una partida en la que ya hay 3.000 euros en juego Los dos pilotaris alicantinos eligen el material para el desafío del domingo 16

MARI CARMEN MONTES VALENCIA.

No son pocos los jugadores de escala i corda que hablan de la nobleza del trinquet El Zurdo de Bellreguard. Un recinto de la comarca de la Safor en que el raspall sigue siendo el rey pero cada vez más levanta más expectación la otra modalidad profesional. Tanto es así, que ni Pere ni Francés pudieron negarse a la oferta de celebrar un desafío mano a mano en esta cancha. «Fue en la misma presentación de la final del Trofeu Mixt Savipecho cuando Emi nos ofreció hacer la revancha del Campionat Individual», comenta Pere.

El pilotari de Pedreguer se deshizo de Francés en la ronda de cuartos de final del último mano a mano. Un tanteo de 60-45 a favor del mitger que lo llevó a disputar la semifinal contra Puchol II.

Ahora Pere afronta este desafío del domingo 16 de diciembre (17 horas) con especial ilusión. «Estas partidas tienen una motivación extra, sales de lo habitual porque no es una competición ni una partida del día a día y tienen el aliciente del compromiso de convocar a los postores y desplazar a mucha gente a ver el enfrentamiento», señala.

«Hay una motivación extra porque convocas a los postores y desplazas a tu gente», comenta Pere

La misma motivación con que la espera Francés: «Es una partida atractiva porque no solemos jugar muchas veces mano a mano, y menos un desafío y eso al espectador le llama la atención. Juegas solo y tienes un poco más de presión, y a mí esa presión me motiva aún más».

Las características del enfrentamiento prometen una buena respuesta por parte de los espectadores. De momento, el desafío se cerró con 2.000 euros d'eixida y ya hay en juego 3.000. «A pesar de que no es un recinto habitual para nosotros, suelen salir muy buenas partidas. El trinquet está en muy buenas condiciones y la pelota no miente. Siempre he jugado muy a gusto allí. El suelo es rápido y a mí eso me gusta mucho», aclara Pere. Su rival coincide en la preferencia de una cancha rápida: «La velocidad de mi pelota no es muy fuerte y si el recinto fuese lento aún me costaría más hacer el quinze».

Los encargados de hacer la ferida serán Miguelín y Oltra. El primero irá con Francés y el segundo, con Pere. Así lo exigió el mitger, que sabe que tendrán que neutralizar el dau de su contrincante, mientras que el de Petrer deberá hacer lo propio con la potencia al aire del de Pedreguer. Si sus agendas se lo permiten, ambos entrenarán en Bellreguard antes de disputar la partida.

 

Fotos

Vídeos